PUBLICIDAD

Noticias Salud al día

Descubren por qué los catarros aumentan con el frío

El frío es un aliado para el rinovirus, principal responsable del catarro, porque se reproduce con facilidad en el ambiente fresco de la nariz, y porque las bajas temperaturas debilitan la respuesta del sistema inmune.
Un hombre se suena la nariz

El frío facilita la proliferación del rinovirus, principal responsable del catarro.

08 de Enero de 2015

El frío es un importante aliado para el rinovirus, la causa principal de los catarros, porque le resulta más fácil reproducirse en el ambiente más fresco de la nariz que en los pulmones, que mantienen un ambiente más cálido, y porque las bajas temperaturas debilitan la respuesta del sistema inmune, tal y como revela un nuevo estudio realizado por investigadores de la Universidad de Yale, en Estados Unidos.

Los autores del trabajo, que se ha publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences, investigaron en ratones cómo afectaba la temperatura al sistema inmunológico del organismo y a su capacidad para responder frente al virus tomando células de las fosas nasales de estos animales y comparando su respuesta al rinovirus exponiéndolas a 37 grados, que es la temperatura de los pulmones, y a 33, que es la de las fosas nasales.

Observaron que la respuesta antiviral era más intensa en el primer caso, lo que avala la hipótesis de que el impacto del frío sobre el sistema inmune disminuye su capacidad de protección y favorece la proliferación del rinovirus y, por lo tanto, hace que se produzcan más resfriados cuando bajan las temperaturas.

El frío favorece al rinovirus porque le resulta más fácil reproducirse en el ambiente más fresco de la nariz, y las bajas temperaturas debilitan la respuesta del sistema inmune

Los científicos realizaron otra prueba con el objetivo de evaluar la capacidad del rinovirus para replicarse en células de las fosas nasales de ratones con una deficiencia genética  en los sensores del sistema inmune que se encargan de detectar virus y elaborar la defensa antiviral, y comprobaron que con la inmunodepresión el virus conseguía replicarse más rápido, incluso a temperaturas de 37 grados.

Los resultados de la investigación confirman que las bajas temperaturas facilitan la propagación del rinovirus, al igual que ocurre con el influenzavirus, el virus de la gripe, que según un estudio realizado en 2007 en el Hospital Monte Sinaí, de Nueva York, sobrevive durante más tiempo gracias al aire frío y seco del invierno.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

30%
de los casos de psoriasis se manifiestan antes de los 20 años de edad
'Fuente: 'Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV)''