PUBLICIDAD

Salud al día
Diabetes insípida
Hay otra diabetes menos conocida y menos frecuente, la diabetes insípida, que se caracteriza por micciones abundantes y el aumento de la sensación de sed asociado a la ingesta de grandes volúmenes de líquido.
Escrito por Ana Moreno Cerro, Doctora de Medicina y especialista en Inmunología

Qué es la diabetes insípida

La palabra diabetes procede del griego (diabētēs); significa “aparato por el que pasa el agua” y se utiliza para denominar las enfermedades que cursan con micciones frecuentes. La diabetes más conocida es la diabetes mellitus o diabetes sacarina –la palabra latina mellitus significa “dulce como la miel”–, llamada así por los médicos de épocas antiguas, en las que estos probaban la orina del enfermo para diagnosticar la enfermedad; hoy en día se realiza un análisis para determinar la glucosa en la orina.

Pero hay otra diabetes menos conocida y menos frecuente, la diabetes insípidainsipidus, sin sabor–, que se caracteriza por micciones abundantes de orina muy diluida. Esta enfermedad se debe a que el paciente no puede concentrar la orina debido a un defecto, bien en la secreción de la hormona que realiza esta acción sobre el riñón, la vasopresina (AVP: arginina-vasopresina) o ADH (antidiuretic hormone; hormona antidiurética), o bien en la respuesta del riñón a esta hormona. En ambos casos, el resultado es el mismo: la eliminación de grandes volúmenes de orina (poliuria) y el aumento de la sensación de sed asociado a la ingestión de grandes volúmenes de líquido (polidipsia).

La vasopresina actúa sobre ciertas células del riñón (células epiteliales de los tubos colectores) aumentando la reabsorción de agua, lo que da lugar a la concentración de la orina y a la dilución de la sangre. Esta acción es necesaria para el mantenimiento del equilibrio de los iones y el agua en la sangre. Su secreción está regulada por la osmolaridad del plasma, es decir, por la concentración de los iones en la sangre; en una persona sana, las dos situaciones extremas serían: cuando la osmolaridad es mayor (más iones) se secreta vasopresina y esta actúa sobre los túbulos renales reabsorbiendo más agua; cuando la osmolaridad es menor (menos iones, es decir, la sangre está más diluida) no se secreta vasopresina, no se reabsorbe agua en los túbulos renales, y se elimina por la orina.

En un paciente con diabetes insípida no se produciría o no actuaría la vasopresina (dependiendo del tipo de diabetes insípida) cuando es necesaria, es decir, cuando la osmolaridad de la sangre es mayor y, por lo tanto, el agua que se debería reabsorber a la sangre es eliminada con la orina, por lo que la orina está muy diluida.

Actualizado: 1 de Agosto de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Especial informativo

 
 

Especial

Diabetes

Escrito por:

Ana Moreno Cerro

Doctora de Medicina y especialista en Inmunología
Ana Moreno Cerro

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

25%
de la población tiene una variante genética que aumenta el riesgo de sufrir depresión
'Fuente: 'The Journal of Clinical Psychiatry''