PUBLICIDAD

Salud al día
Diabetes
El envejecimiento de la población, el sedentarismo y la obesidad han multiplicado el número de diabéticos. Controlar los factores de riesgo asociados a la diabetes mejora la esperanza de vida de los afectados.
Escrito por Dr. Javier Rosado Martín, Médico de familia
Revisado por Dr. José Antonio Nuevo González, Especialista en Medicina Interna. Servicio de Urgencias del Hospital Gregorio Marañón de Madrid

Neuropatía diabética periférica

La neuropatía periférica es una enfermedad que daña los nervios periféricos del paciente. Los nervios que componen el sistema nervioso periférico funcionan como una red de comunicación que conecta el cerebro y la médula espinal con el resto del organismo. Estos nervios transmiten información al cerebro acerca de todo lo que vemos, oímos, tocamos, olemos…, y alertan sobre peligros potenciales, de forma que el cerebro, a su vez, pueda enviar las órdenes adecuadas para proteger al cuerpo y evitar que sufra lesiones. Así, por ejemplo, si nos quemamos la mano al coger algo muy caliente, o si los dedos de los pies se enfrían demasiado, los nervios periféricos enviarán esta información inmediatamente al cerebro para que el individuo actúe en consecuencia.

Sin embargo, cuando los nervios periféricos se lesionan, se producen interferencias en este sistema de comunicación, y la información se interrumpe o distorsiona.

Existen numerosos trastornos que afectan a los nervios periféricos y los deterioran, impidiendo que fluyan correctamente los mensajes entre el cerebro y las distintas zonas del organismo. El daño nervioso tiene distintos grados de severidad y los síntomas son también muy variables. Los pacientes pueden experimentar pinchazos o picores, entumecimiento pasajero, pérdida de la sensibilidad de la zona afectada que impida apreciar si algo está demasiado caliente o frío, debilidad o calambres en los músculos, e incluso fuertes dolores en las extremidades. Cuando la enfermedad es grave también altera el funcionamiento de diversos órganos del cuerpo y puede dificultar la deglución o incluso la respiración.

La neuropatía periférica puede ocurrir por muchas causas, como un traumatismo, la compresión de un nervio –como en el síndrome del túnel carpiano–, el consumo de ciertos medicamentos o sustancias tóxicas, una infección, un trastorno autoinmune…, pero, con frecuencia, la neuropatía periférica aparece asociada a otra enfermedad, es decir, constituye un síntoma o una complicación de otra patología, como ocurre en el caso de la diabetes. Esta enfermedad se caracteriza porque los niveles de azúcar en la sangre son elevados y esto puede dañar el tejido nervioso, dando lugar a lo que se conoce como neuropatía diabética periférica.

Resuelve tus dudas sobre neuropatía diabética periférica

Resuelve tus dudas sobre la neurópata diabética periférica

El doctor Emilio Blanco Tarrío, Especialista en Medicina Familiar y Comunitaria del Centro de Salud de Béjar (Salamanca), y Responsable del Área de Tratamiento del Dolor de SEMERGEN (Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria), explica en qué consiste la neuropatía diabética periférica, una complicación que puede llegar a afectar a un gran número de pacientes diabéticos.

Leer la entrevista

Actualizado: 11 de Septiembre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Especial informativo

 
Especial Diabetes
 

Especial

Diabetes

PUBLICIDAD

Salud en cifras

87.000
personas con enfermedad de Chagas puede haber en España
'Fuente: 'Informe Una batalla por la salud de todos: El liderazgo de España en la lucha contra el Chagas, del Instituto de Salud Global (ISGlobal)''

PUBLICIDAD