PUBLICIDAD

Salud al día
Dispepsia
La dispepsia o indigestión es una sensación de malestar en la parte superior del abdomen que se presenta casi siempre durante o después de la comida. Identifica qué la causa para poder controlarla.
Escrito por Dra. Sari Arponen, Especialista en Medicina Interna y enfermedades infecciosas del Hospital Universitario de Torrejón

Qué es la dispepsia

La dispepsia es un concepto algo heterogéneo, pero en general incluye a los siguientes signos o síntomas atribuibles al tracto gastrointestinal alto: dolor o malestar centrado en la parte superior del abdomen, quemazón en la zona epigástrica, plenitud posprandial y saciedad precoz. Es lo que popularmente se denomina como indigestión o digestión pesada. ¿Quién no ha sentido alguna vez esa molestia en la parte alta del abdomen tras una comida copiosa?

Es un problema bastante frecuente. Hasta la mitad de las personas adultas sufren indigestión en algún momento de su vida. La mayoría de las personas que padecen de dispepsia de forma puntual no consultan al médico y se automedican. Uno de cada tres adultos tiene algún malestar de este tipo al menos una vez a lo largo de un año, pero de éstos menos de la mitad llegan a ir al médico y toman un protector gástrico por su cuenta.

Aunque la dispepsia puede tener causas que requieren un tratamiento específico, como la úlcera gastroduodenal, la infección por el Helicobacter pylori u otras más graves, hasta en la mitad de las casos no se encuentra ninguna causa, incluso aunque se realice la prueba diagnóstica más importante para su estudio, la endoscopia digestiva alta.

Lo que sí conviene tener en cuenta es que hay una serie de síntomas de alarma (como la pérdida de peso o los vómitos con sangre) que, en caso de aparecer junto a una dispepsia, hacen necesaria la consulta médica.

En los casos en los que hay una causa específica, la dispepsia puede desaparecer para siempre con el tratamiento, como en los casos mencionados de la úlcera o el Helicobacter. En el resto de casos, cuando la dispepsia se considera funcional y por lo tanto de curso benigno, ésta puede ser crónica y tener un curso intermitente a lo largo de la vida, con diversos tratamientos de prueba sin que llegue a mejorar ni desaparecer del todo. 

Actualizado: 11 de Septiembre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Dra. Sari Arponen

Especialista en Medicina Interna y enfermedades infecciosas del Hospital Universitario de Torrejón
Dra. Sari Arponen

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

60%
de los tumores malignos se diagnostica en mayores de 65 años
'Fuente: 'Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos’'