PUBLICIDAD

Salud al día
Enfermedad de Lyme
El número de casos de la enfermedad de Lyme aumenta progresivamente. Te contamos cómo se produce la transmisión de Borrelia por la picadura de garrapatas y qué antibióticos controlan sus síntomas.
Escrito por Dra. Sari Arponen, Especialista en Medicina Interna y enfermedades infecciosas del Hospital Universitario de Torrejón

Síntomas de la enfermedad de Lyme

Tras el período de incubación de 1-2 semanas (aunque puede ser de sólo 3 días o hasta de un mes) puede haber un cuadro inespecífico de fiebre, dolores de articulaciones y músculos, dolor de cabeza y sensación de cansancio. Estos síntomas puede aparecer tanto en la fase temprana localizada como en la diseminada de la enfermedad. Los síntomas de la enfermedad de Lyme más característicos se distinguen por tres estadios:

  • El estadio 1 es la infección temprana localizada. Consiste en la aparición, en tres de cada cuatro pacientes afectados, del denominado eritema migrans. Es una mancha rojiza que aparece en la zona de la picadura de la garrapata. Esa mancha se va expandiendo en forma de anillo, con bordes rojos y centro claro, de más de 5 cm de diámetro; puede llegar hasta los 20 cm y durar semanas. Lo habitual es que esta mancha esté en muslos, axilas o ingles. Además, la mancha puede picar, estar caliente o acompañarse de sensación de adormecimiento.

  • El estadio 2 es la infección temprana diseminada. Ocurre semanas o meses después de la mordedura y puede ser la primera manifestación de la enfermedad. Además de los síntomas no específicos que se han comentado, pueden aparecer lesiones cutáneas similares al eritema migrans por diseminación sanguínea de las espiroquetas. Adicionalmente puede haber:

    • Alteraciones neurológicas: meningitis linfocitaria, mielitis, neuropatía, radiculoneuritis.

    • Alteraciones cardíacas como miopericarditis o bloqueos auriculoventriculares.

    • Dolores de músculos y articulaciones de forma migratoria.

  • El estadio 3 es la infección tardía o persistente. Aparece meses o incluso algunos años después de la infección primaria no curada. En estos casos hay artritis transitoria o crónica de una o más articulaciones grandes, sobre todo de las rodillas. El cuadro neurológico típico es una polineuropatía crónica o una encefalomielitis crónica. Los pacientes pueden tener dolores de miembros, cansancio, alteraciones de la capacidad cognitiva…

Hay descrito un cuadro llamado ‘síndrome postLyme’, consistente en problemas de salud crónicos como dolores musculares continuados, cansancio extremo, dificultades para la concentración, dolores de cabeza, o diversas alteraciones cognitivas, que aparecerían incluso a pesar de una enfermedad de Lyme tratada correctamente. Son síntomas similares a los que tienen las personas que afirman tener ‘enfermedad de Lyme crónica’, aunque es un término controvertido y no aceptado por la mayoría de la comunidad científica.

No hay evidencia en el momento actual sobre que el feto de una mujer embarazada afectada por la enfermedad de Lyme sufra un síndrome congénito por la borreliosis. De todos modos la enfermedad debe ser tratada de forma adecuada durante el embarazo. Tampoco hay ninguna evidencia de que la enfermedad se transmita por vía sexual o por lactancia materna.

Actualizado: 18 de Octubre de 2016

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Dra. Sari Arponen

Especialista en Medicina Interna y enfermedades infecciosas del Hospital Universitario de Torrejón
Dra. Sari Arponen

PUBLICIDAD

Salud en cifras

84%
de los pacientes con asma piensa que la enfermedad limita sus actividades cotidianas
'Fuente: 'Estudio ‘Still Fighting for Breath’ (Luchando por Respirar)''

PUBLICIDAD