PUBLICIDAD

Salud al día
Enfermedad de Lyme
El número de casos de la enfermedad de Lyme aumenta progresivamente. Te contamos cómo se produce la transmisión de Borrelia por la picadura de garrapatas y qué antibióticos controlan sus síntomas.
Escrito por Dra. Sari Arponen, Especialista en Medicina Interna y enfermedades infecciosas del Hospital Universitario de Torrejón

Tratamiento y prevención de la enfermedad de Lyme

La enfermedad de Lyme es una enfermedad infecciosa, por lo que el tratamiento de la misma se realiza con antibióticos. Se utiliza para ello de forma preferente la doxiciclina, porque es eficaz también para el tratamiento de la anaplasmosis, que puede acompañar a la Borrelia en las garrapatas que transmiten la enfermedad de Lyme. La doxiciclina no se recomienda en niños menores de 8 años ni en mujeres embarazadas o lactantes. Justo al principio del tratamiento puede haber un pequeño empeoramiento clínico por la muerte masiva de las bacterias.

La enfermedad de Lyme temprana, con eritema migrans, se trata con doxiciclina, amoxicilina o cefuroxima. El tratamiento debe durar entre 14 (10 en el caso de la doxiciclina) y 21 días.

En la afectación neurológica se puede utilizar también la doxiciclina o bien la ceftriaxona intravenosa durante 2-4 semanas, aunque en los casos de enfermedad de Lyme el tratamiento se puede prolongar durante meses.

La afectación cardíaca se trata con medicación vía oral igual que en el eritema migrans en los casos leves, o con ceftriaxona o cefotaxima intravenosa en los casos con bloqueos cardíacos más avanzados. Las personas que sufren artritis se tratan con los mismos antibióticos, dependiendo de si hay afectación del sistema nervioso de forma simultánea o no.

Prevención de la enfermedad de Lyme

Para prevenir la enfermedad la medida más importante es evitar la picadura de garrapatas en las zonas endémicas de enfermedad de Lyme, sobre todo en primavera y verano. Para ello se recomienda usar en los lugares con posible presencia de garrapatas ropas claras, botas altas, guantes y repelentes. Además, se pueden hacer medidas de control ambiental como segar la vegetación de zonas residenciales, desparasitar los reservorios y el uso de pesticidas y acaricidas.

Tras la estancia en estas zonas se debe revisar todo el cuerpo buscando garrapatas o picaduras. Es importante retirar de forma adecuada la garrapata si la hubiera, con unas pinzas especiales, y desinfectar la zona. Administrar una dosis única de 200 mg de doxiciclina en los dos días siguientes a la mordedura puede evitar la enfermedad.

Actualmente no se recomienda de forma general administrar antibióticos ante los casos de lo que se ha venido a llamar ‘enfermedad de Lyme crónica’, puesto que no se ha demostrado de forma fehaciente que las personas con los síntomas inespecíficos que no están claramente relacionados con la infección mejoren con los antibióticos. En cualquier caso, si se decidiera realizar dicho tratamiento por parte del médico, no se recomienda que sea por más de cuatro semanas.

Actualizado: 11 de Noviembre de 2016

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Dra. Sari Arponen

Especialista en Medicina Interna y enfermedades infecciosas del Hospital Universitario de Torrejón
Dra. Sari Arponen

PUBLICIDAD

Salud en cifras

10%
de la población española sufre dermatitis atópica
'Fuente: 'XII Congreso Mundial de Dermatología Pediátrica y la Asociación Española de Pacientes y Familiares de Dermatitis Atópica’'

PUBLICIDAD