PUBLICIDAD

Noticias Salud al día

Más de la mitad de los pacientes epilépticos no siguen un tratamiento adecuado

Píldoras para tratar la epilepsia

20 de Noviembre de 2011

A pesar de que la epilepsia es la segunda patología neurológica más frecuente, con alrededor de 400.000 pacientes diagnosticados en España, la Organización Mundial de la Salud (OMS) alerta de que la escasez de recursos y el estigma social que la acompaña hacen que entre un 60 y un 90 por ciento de las personas epilépticas que residen en países desarrollados no estén adecuadamente tratadas.

La epilepsia es una enfermedad muy compleja, que afecta a personas de todas las edades, e incluye más de 30 tipos distintos de crisis epilépticas, caracterizadas por diversos síntomas como convulsiones, espasmos y contracciones bruscas de los músculos, y pérdida de la consciencia, entre otros, y alrededor de 100 síndromes epilépticos.

El Tratado de Epilepsia aborda todos los aspectos asociados con la patología, desde su historia y los elementos de diagnóstico, hasta las diversas opciones disponibles para su tratamiento, y su pronóstico y consecuencias

Con el objetivo de analizar la epilepsia y los síndromes epilépticos, además de profundizar en los conocimientos sobre el diagnóstico y tratamiento de esta enfermedad, 70 epileptólogos españoles han unido su experiencia para elaborar un nuevo Tratado de Epilepsia, dirigido a especialistas en Neurología y a cualquier otro profesional sanitario interesado en el tema, que ha sido editado por la Sociedad Española de Neurología (SEN) y la Sociedad Española de Neurología Pediátrica (SENP), en colaboración con UCB Pharma.

Durante la presentación del Tratado, en el LXIII Congreso de la SEN, El Dr. Jerónimo Sancho, presidente de esta Sociedad, ha destacado que se han producido importantes avances en las técnicas de neuroimagen y otros métodos exploratorios, y que también se han desarrollado nuevos fármacos y mejoras en las intervenciones quirúrgicas en estos últimos años.

A lo largo de 47 capítulos, divididos en tres secciones, la nueva publicación aborda todos los aspectos asociados con esta patología, desde su historia y los elementos de diagnóstico, hasta las diversas opciones disponibles en la actualidad para su tratamiento, y el pronóstico y las consecuencias de la enfermedad sobre la calidad de vida del paciente.

Los especialistas que han participado en esta iniciativa han querido dejar constancia de la problemática social que lleva aparejada esta enfermedad a causa de la estigmatización que todavía sufren los pacientes a día de hoy y que es necesario combatir. Así, en el último capítulo, los autores describen los problemas sociales y laborales que afectan a los enfermos que se traducen, por ejemplo, en rechazo social o dificultades para encontrar o mantener un puesto de trabajo.

Los niños también sufren epilepsia

La epilepsia tienen una alta incidencia en la población infantil y, por este motivo, varios capítulos del Tratado de Epilepsia también se ocupan del diagnóstico y tratamiento de esta patología en la infancia. Se calcula que, en nuestro país, la incidencia de epilepsia en menores de 15 años es de 62,6 casos diagnosticados por cada 100.000 personas.

El desarrollo del cerebro que se produce durante la infancia es un factor involucrado en la aparición de epilepsia en esta etapa de la vida. El Dr. Carlos Salas, uno de los coordinadores del Tratado, opina que en la edad pediátrica es más complicado establecer el diagnóstico, y que el tratamiento requiere gran precisión y se deben ajustar las dosis concienzudamente para prevenir posibles riesgos o la aparición de secuelas en el sistema nervioso central, que en los niños se encuentra en proceso de desarrollo.

Fuentes: Sociedad Española de Neurología (SEN) y la Sociedad Española de Neurología Pediátrica (SENP)

Etiquetas:

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

39%
es la efectividad de la vacuna de la gripe para prevenir ingresos hospitalarios en personas de entre 65 y 79 años
'Fuente: 'Centro de Investigación Biomédica en Red de Epidemiología y Salud Pública (CIBERESP)''