PUBLICIDAD

Salud al día
Escleritis
La escleritis es la inflamación de la esclera o ‘blanco del ojo’, y se manifiesta con dolor y enrojecimiento ocular. Se asocia a varias patologías e infecciones, y si no se detecta y trata a tiempo puede causar ceguera.
Escrito por Dra. Sari Arponen, Especialista en Medicina Interna y enfermedades infecciosas del Hospital Universitario de Torrejón

Causas de la escleritis

Causas de la escleritis

La escleritis se suele asociar a fenómenos inflamatorios y autoinmunes, sobre todo de tipo vasculítico.

La escleritis en la mayoría de los pacientes que la sufren se asocia a fenómenos inflamatorios y autoinmunes, sobre todo de tipo vasculítico, aunque la esclera propiamente dicha es una estructura avascular (sin vasos sanguíneos), y recibe sus nutrientes por difusión desde la epiesclera y la coroides, que sí tienen abundante vascularización. Aparecen células inflamatorias y depósitos de inmunocomplejos en la esclera.

No se sabe por qué en los pacientes con enfermedades autoinmunes que sufren una escleritis el ojo se afecta por la inflamación. Parece que los traumatismos locales sobre el ojo pueden favorecer la aparición de la escleritis. Otra de las causas por la que se puede desencadenar una escleritis es una intervención quirúrgica ocular, siendo el riesgo mayor en las personas que tienen una enfermedad sistémica o autoinmune subyacente.

Aproximadamente en la mitad de los casos la escleritis se asocia a una enfermedad sistémica de tipo autoinmune o autoinflamatorio. En otras ocasiones la escleritis puede aparecer en el contexto de procesos infecciosos sistémicos. Otras enfermedades en las que pueden aparecer síntomas de diversos órganos, incluyendo la escleritis, son la enfermedad inflamatoria intestinal y la sarcoidosis.

Las enfermedades del tejido conectivo en las que puede aparecer la escleritis son la artritis reumatoide, la artritis reactiva, el lupus eritematoso sistémico y la policondritis recidivante. Las enfermedades de tipo vasculítico en las que la escleritis puede ser una de sus manifestaciones son la enfermedad de Wegener, la poliangeítis microscópica, el síndrome de Churg-Strauss, la poliarteritis nodosa, el síndrome de Cogan, el síndrome de Behçet y la vasculitis urticarial.

También hay infecciones en las que puede haber manifestaciones oculares en forma de escleritis. Ejemplos de estas infecciones son la sífilis, la tuberculosis, la enfermedad de Lyme o el herpes zóster: todas pueden producir una escleritis de tipo infeccioso. La infección fúngica producida por el hongo Aspergillus es una causa rara, pero grave, de escleritis. El virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) también puede ser causa de escleritis.

Actualizado: 11 de Noviembre de 2016

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Dra. Sari Arponen

Especialista en Medicina Interna y enfermedades infecciosas del Hospital Universitario de Torrejón
Dra. Sari Arponen

PUBLICIDAD

Salud en cifras

40%
de los pacientes con alguna enfermedad reumática considera que su dolor no está controlado
'Fuente: 'Sociedad Española de Reumatología (SER)''

PUBLICIDAD