PUBLICIDAD

Salud al día
Escleritis
La escleritis es la inflamación de la esclera o ‘blanco del ojo’, y se manifiesta con dolor y enrojecimiento ocular. Se asocia a varias patologías e infecciones, y si no se detecta y trata a tiempo puede causar ceguera.
Escrito por Dra. Sari Arponen, Especialista en Medicina Interna y enfermedades infecciosas del Hospital Universitario de Torrejón

Qué es la escleritis y tipos

La escleritis es la inflamación de la esclera, o esclerótica, una membrana blanca y gruesa que constituye la parte más externa del globo ocular, aunque en su parte anterior está cubierta por la conjuntiva. A esta parte anterior visible es a lo que se denomina el ‘blanco del ojo’. La siguiente capa inmediatamente por dentro de la esclerótica es la coroides. La esclera le da forma al ojo y lo protege, al ser dura y resistente. Por delante se une a la córnea por el limbo esclerocorneal.

La inflamación de la esclera se suele producir en el contexto de enfermedades sistémicas autoinmunes o inflamatorias, o bien en procesos infecciosos. La escleritis duele, y puede llegar a producir ceguera si no se diagnostica y trata a tiempo. La mayoría de las veces la escleritis afecta a la parte anterior del ojo, por lo que además de dolor ocular hay un intenso enrojecimiento.

No se debe confundir la escleritis con la epiescleritis. La epiesclera es la membrana más externa de la esclera y permite la movilidad ocular y su deslizamiento con las estructuras orbitarias vecinas. Su inflamación es relativamente frecuente pero, al contrario que la escleritis, suele ser un proceso benigno que cede por sí solo en un par de semanas. En cualquier caso, si hay dolor y enrojecimiento ocular hay que consultar con el oftalmólogo.

Tipos de escleritis

Hay distintos tipos de escleritis según la parte afectada:

  1. Escleritis anterior: supone el 90% de los casos. A su vez se divide en escleritis anterior difusa, escleritis anterior nodular, y escleritis anterior necrotizante, que es la forma más rara pero también la más peligrosa.

  2. Escleritis posterior: en este tipo se produce la inflamación de la inserción de los músculos lateral y medial del ojo. Es más difícil distinguir los subtipos, por lo que a menudo se acaba tratando como si fuera la forma más grave.

Afortunadamente la escleritis no es muy frecuente. Afecta fundamentalmente a personas en edades medias de la vida, que es cuando más aparecen las enfermedades a las que se asocia. La escleritis asociada a enfermedades reumatológicas es más frecuente en mujeres, y a menudo es bilateral, afectando a ambos ojos. Las de causa infecciosa son más frecuentes en varones, y pueden ser unilaterales.

La escleritis siempre requiere de valoración urgente por un oftalmólogo, para establecer el diagnóstico y realizar un tratamiento adecuado para evitar las secuelas a largo plazo. Además, se debe realizar una valoración de otros posibles síntomas, porque esta inflamación ocular puede ser la primera manifestación de una enfermedad generalizada que requeriría la colaboración de otros especialistas.

Actualizado: 4 de Abril de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Dra. Sari Arponen

Especialista en Medicina Interna y enfermedades infecciosas del Hospital Universitario de Torrejón
Dra. Sari Arponen

PUBLICIDAD

Entrevista con el experto

Miguel Pita
El experto en genética Miguel Pita explica cómo influye nuestro ADN en nuestro comportamiento y preferencias. Foto @CarlosGivaja.

Miguel Pita

Doctor en Genética y Biología Celular, y autor de 'El ADN dictador'
"Estamos más determinados genéticamente de lo que nuestro cerebro quiere reconocer, porque hemos perdido la capacidad de vernos como animales, pero si nos fijásemos en otros animales observaríamos que en su programa genético llevan escritos muchos instintos que condicionan su conducta"

PUBLICIDAD

Salud en cifras

40%
puede aumentar el riesgo de muerte una mala salud bucodental
'Fuente: 'Universidad de Ciencias Médicas de Teherán''