PUBLICIDAD

Salud al día
Fibrilación auricular
La fibrilación auricular es un trastorno muy frecuente, en el que las aurículas del corazón no se contraen con normalidad. Conoce sus repercusiones, y cómo identificar y tratar este problema.
Escrito por Dr. Pablo Rivas, Especialista en medicina interna

Causas y factores de riesgo de la fibrilación auricular

El riesgo de aparición de fibrilación auricular se incrementa con la edad. Habitualmente la fibrilación auricular aparece en personas con alguna enfermedad cardiaca previa. Los trastornos cardiacos que se asocian con más frecuencia a la aparición de fibrilación auricular son:

  • Cardiopatía hipertensiva, enfermedad cardiaca debida a un aumento crónico de la tensión arterial lo que supone un esfuerzo excesivo para el músculo del corazón.
  • Enfermedades de las válvulas cardiacas que separan las distintas cámaras del corazón. Por ejemplo, la estenosis (estrechamiento) mitral o la insuficiencia mitral.
  • Un infarto agudo de miocardio o una cardiopatía isquémica, enfermedades producidas por un insuficiente aporte de sangre al corazón.
  • Una insuficiencia cardiaca o debilidad del músculo cardiaco.
  • Haber sido sometido a una cirugía del corazón.
  • En inflamaciones del músculo cardiaco (miocarditis) o de la membrana que rodea al corazón (pericarditis).

La fibrilación auricular también se puede originar por causas extracardiacas:

  • El consumo excesivo de alcohol. Suele dar una fibrilación auricular de corta duración. Puede ocurrir tras un fin de semana en el que se consume alcohol en exceso (síndrome del corazón de vacaciones o corazón del sábado noche).
  • El consumo de drogas que estimulan el corazón como la cocaína o las anfetaminas.
  • El consumo de algunos medicamentos como la teofilina (que se usa en algunas enfermedades pulmonares) u otros estimulantes cardiacos como la cafeína.
  • El hipertiroidismo. La elevación de las hormonas tiroideas origina el 5% de los casos de fibrilación auricular. A su vez, un 13% de las personas con hipertiroidismo sufren de fibrilación auricular. Así que se debe estudiar la posibilidad de hipertiroidismo en todas las persona con fibrilación auricular.
  • La apnea del sueño.
  • Enfermedades pulmonares como la EPOC o el tromboembolismo pulmonar, en el que a partir de una trombosis venosa se libera un trombo que llega hasta el pulmón obstruyendo alguno de sus vasos sanguíneos.

Hay casos en los que no se encuentra una causa predisponente de la fibrilación auricular. Cuando esto ocurre en personas que tienen menos de 60 años el riesgo de que se formen coágulos en el corazón es bajo.

Actualizado: 31 de Julio de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD