PUBLICIDAD

Noticias Salud al día

Asocian síndrome de fatiga crónica y cambios cerebrales

Un estudio ha comprobado que los pacientes con síndrome de fatiga crónica presentan una menor actividad en los ganglios basales, una estructura del cerebro cuya disfunción está implicada en diversas patologías neurológicas.
Mujer apoyada con síntomas de fatiga

La fatiga crónica puede deberse a una disfunción en una zona del cerebro

27 de Mayo de 2014

El síndrome de fatiga crónica es una enfermedad que se caracteriza por una intensa fatiga que no se alivia con el descanso ni el sueño, y que suele empeorar con la actividad física y el estrés. Ahora, un nuevo estudio ha comprobado que las personas que sufren este trastorno presentan respuestas disminuidas en una zona del cerebro donde se regulan la actividad motora y la motivación.

Para llevar a cabo esta investigación, cuyos resultados se publicarán en Plos One, se observaron los ganglios basales –estructuras cerebrales cuya disfunción está implicada en diversas patologías neurológicas como el parkinson y la enfermedad de Huntington– a través de imágenes de resonancia magnética funcional.

La respuesta inmunitaria del organismo frente a una infección viral puede relacionarse con la fatiga al afectar al cerebro a través de la inflamación

Los científicos midieron el flujo sanguíneo a los ganglios basales tras solicitar a los voluntarios que participaron en el estudio –18 pacientes con síndrome de fatiga crónica y 41 personas sanas– que trataran de adivinar el color de una tarjeta. Las pruebas cerebrales demostraron una menor actividad de los ganglios basales en los pacientes con síndrome de fatiga crónica en comparación con el grupo control, y los expertos relacionaron esta reducción de actividad con la gravedad de los síntomas de la enfermedad.

En estudios anteriores se había observado que la respuesta inmunitaria del organismo frente a una infección viral puede relacionarse con la fatiga al afectar al cerebro a través de la inflamación. Tal como explica Andrew Miller, profesor de Psiquiatría y Ciencias Conductuales de la Facultad de Medicina de la Universidad Emory de Atlanta (EE.UU.), y autor principal del trabajo, los resultados de su estudio respaldan esta hipótesis, por lo que su objetivo es continuar analizando cómo afecta la inflamación a los ganglios basales y su impacto sobre otras zonas del cerebro y la función cerebral.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

60%
de los pacientes supervivientes de cáncer solicita algún tratamiento estético
'Fuente: 'Grupo de Expertos en Medicina Estética Oncológica (GEMEON)''