PUBLICIDAD

Primeros auxilios
Fractura de dedo
Trabajamos y practicamos deportes usando los dedos, por lo que no es descartable que estas útiles ‘herramientas’ sufran lesiones, como una fractura. Conoce los primeros auxilios a emplear en caso de romperte un dedo.
Escrito por Alicia Díaz, Enfermera, experta en Primeros Auxilios

Qué es una fractura de dedo y qué puede causarla

Fractura de dedo

Las roturas de dedo más graves pueden tardar de cuatro a seis semanas en sanar, e incluso requerir una intervención quirúrgica.

Los golpes en los dedos, ya sean de la mano o del pie, son de las cosas más comunes que hay. Desde la típica patada a la pata de la mesa hasta los producidos por la práctica deportiva. Y esto es debido a que los usamos para ponernos en contacto con todo lo que nos rodea, son nuestras herramientas de trabajo y, por tanto, tienen mayor probabilidad de sufrir accidentes.

Normalmente los golpes que nos damos no tienen mayor importancia, aparte del dolor y la incomodidad que puedan causar incluso después de varios días. Pero ocurre a veces que este golpe provoca una verdadera lesión y requiere atención médica, es el caso de las fracturas de dedo.

En este artículo os enseñaremos unas técnicas muy básicas para llevar a cabo primeros auxilios en caso de enfrentarnos a un dedo roto y proporcionar alivio antes de poder acudir, si fuera necesario, a un centro médico en busca de atención más especializada.

Tipos de y causas de fracturas de dedo

Una de las lesiones más comunes cuando hablamos de los dedos son las fracturas. Una fractura es la rotura del hueso, y se produce cuando se aplica una fuerza o fricción mayor que su resistencia, quebrando así la estructura. Exactamente igual que lo haría un palo de madera al doblarlo o golpearlo.

Hay muchas maneras o situaciones que pueden provocar una fractura en un dedo, pero todas se pueden englobar dentro de tres grupos:

  • Fracturas por traumatismo directo: el origen está en un golpe directo con un objeto contundente que aplasta el hueso y lo rompe, como por ejemplo un martillazo a un dedo o una caída contra el suelo.
  • Fracturas por traumatismo indirecto: al contrario que con el directo, aquí el foco de energía no está en el mismo sitio de la fractura, sino alejado, y lo que se provoca es la rotación extrema de los huesos. Por ejemplo cuando se produce la torsión de los dedos de la mano y un hueso rota sobre otro, causando así la rotura. Dentro de este grupo se incluyen las fracturas por arrancamiento, donde los tejidos blandos unidos al hueso tiran hasta que esa zona de unión se rompe y puede traerse parte del hueso.
  • Fracturas espontáneas: producidas cuando se está ejerciendo una fuerza constante sobre el mismo punto, que acaba desgastando el hueso y causando la rotura. También se les llaman fracturas por fatiga, y son bastante comunes en corredores y atletas.

El tiempo de curación de estas fracturas depende de la gravedad de la misma. Si es una fisura leve con dos semanas de reposo puede ser suficiente, sin embargo las roturas más graves pueden tardar de cuatro a seis semanas en sanar, e incluso requerir de intervención quirúrgica. Si la uña ha sido afectada probablemente se caiga al pasar una o dos semanas, y una nueva uña comenzará a verse al cabo de un mes.

Actualizado: 29 de Noviembre de 2016

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Alicia Díaz

Enfermera, experta en Primeros Auxilios
Alicia Díaz

PUBLICIDAD

Salud en cifras

10%
de la población española sufre dermatitis atópica
'Fuente: 'XII Congreso Mundial de Dermatología Pediátrica y la Asociación Española de Pacientes y Familiares de Dermatitis Atópica’'

PUBLICIDAD