PUBLICIDAD

Salud al día
Giardiasis
La giardiasis es una parasitosis intestinal muy frecuente en todo el mundo que puede producir cuadros diarreicos agudos y a veces de muy larga duración. Te contamos cómo se transmite esta infección y cómo se trata.
Escrito por Dra. Sari Arponen, Especialista en Medicina Interna y enfermedades infecciosas del Hospital Universitario de Torrejón

Diagnóstico de la giardiasis

Cuando un paciente consulta por un cuadro de diarrea de aparición aguda de más de 7-10 días de duración, o por una diarrea crónica y persistente, sobre todo si las heces son grasientas o flotantes y se acompañan de los otros síntomas comentados, hay que tener en mente la posibilidad de una infestación por Giardia en la lista de los posibles diagnósticos diferenciales, sobre todo si hay un ambiente epidemiológico sospechoso (viajes, estancias en guarderías, relaciones sexuales de riesgo).

La prueba más utilizada para el diagnóstico de la giardiasis continúa siendo el estudio parasitológico de las heces. Se deben obtener tres muestras de heces de tres días diferentes, porque la eliminación de quistes no es continua y puede ser que con una sola determinación no se consiga pillar al parásito. Para el estudio se pueden utilizar tanto muestras en fresco como concentradas o fijadas.

La observación de la muestra al microscopio permite visualizar los quistes del parásito o incluso los trofozoitos. En algunos laboratorios ya se utilizan preferentemente técnicas de detección de antígenos por inmunofluorescencia, ELISA y técnicas no enzimáticas. Estas pruebas son más rápidas y reproducibles aunque también más caras, por lo que no se han incorporado aún de forma generalizada para el diagnóstico de giardiasis

En algunos casos en los que las pruebas mencionadas resultan negativas y se sigue sospechando de giardiasis se puede realizar alguna técnica que permita obtener directamente contenido del duodeno (la primera porción del intestino delgado) para luego estudiar las muestras obtenidas. Se puede realizar por ejemplo un aspirado duodenal o biopsia (ésta permitiría diagnosticar otras causas de malabsorción, como por ejemplo en pacientes con VIH).

El Enterotest® sería otra posible opción diagnóstica. Consiste en tragar una cápsula de gelatina que tiene dentro un hilo. Una vez tragada la cápsula pasa al estómago, donde se digiere, llegando la punta del hilo al duodeno. Luego se tira del otro extremo y se estudia el liquidillo que impregna el extremo que llegó al intestino. Esta técnica hoy en día, al igual que el aspirado duodenal, se usa muy poco para el diagnóstico de la giardiasis. 

Actualizado: 5 de Junio de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Dra. Sari Arponen

Especialista en Medicina Interna y enfermedades infecciosas del Hospital Universitario de Torrejón
Dra. Sari Arponen

PUBLICIDAD

Salud en cifras

40%
de los pacientes con alguna enfermedad reumática considera que su dolor no está controlado
'Fuente: 'Sociedad Española de Reumatología (SER)''

PUBLICIDAD