PUBLICIDAD

Noticias Salud al día

Algunos medicamentos favorecen un golpe de calor

Las personas bajo tratamiento médico –sobre todo los polimedicados– tienen un riesgo añadido de sufrir un golpe de calor, ya que ciertos medicamentos pueden favorecer su aparición y agravar sus síntomas.
Medicamento que favorece un golpe de calor

10 de Julio de 2012

Las altas temperaturas que caracterizan al verano provocan la aparición de trastornos como el golpe de calor. Aunque en determinadas circunstancias cualquiera puede sufrir esta afección, que consiste en un aumento de la temperatura corporal y una pérdida de líquidos, las personas que están bajo tratamiento médico –y sobre todo los pacientes polimedicados– tienen un riesgo añadido porque ciertos medicamentos pueden favorecer la aparición de un golpe de calor y agravar sus síntomas. Los niños, lactantes, ancianos y personas con afecciones crónicas que se mediquen son los grupos demayor riesgo en este sentido y que conviene vigilar su medicación para evitar problemas.

En el Plan de Prevención de Efectos de Altas Temperaturas del 2013, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), advierte que el consumo de algunos fármacos puede causar hipertermia incluso aunque la temperatura no sea elevada, y recomienda que los pacientes polimedicados, y especialmente las personas de la tercera edad, consulten con su médico y tomen precauciones para evitar problemas de salud.

Los pacientes polimedicados, y especialmente las personas de la tercera edad, deben consultar a su médico y tomar precauciones para evitar problemas de salud

Entre los medicamentos con los que deben tener cuidado destacan los diuréticos –que causan alteraciones en la hidratación–, y los fármacos que pueden afectar a la función renal, como los antiinflamatorios no esteroideos (AINEs), y algunos antibióticos y antivirales.

Otros tratamientos, como los que se emplean para combatir la epilepsia, los antiarrítmicos, y ciertos antidiabéticos que se toman por vía oral, así como las estatinas, que se usan para reducir los niveles de colesterol, pueden también verse alterados por la deshidratación.

La AEMPS también recuerda a las personas que consuman habitualmente fármacos para el tratamiento de la hipertensión que este tipo de medicamentos pueden incrementar los efectos del calor o reducir la capacidad del organismo para defenderse de las altas temperaturas.

Por todo ello, este organismo aconseja a los profesionales médicos que evalúen el beneficio-riesgo del tratamiento farmacológico que sigue cada paciente, y decidan sobre la conveniencia de continuar con la terapia actual, o si es posible retirar alguno de los fármacos, teniendo siempre en cuenta el estado del enfermo, las afecciones que se está tratando, y el posible riesgo de síndrome de retirada o efectos secundarios que podría sufrir al eliminar algún medicamento.

Así mismo, recomiendan evitar la administración de Paracetamol en caso de fiebre, ya que no evita la insolación y puede empeorar una enfermedad hepática.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

10%
de la población española sufre dermatitis atópica
'Fuente: 'XII Congreso Mundial de Dermatología Pediátrica y la Asociación Española de Pacientes y Familiares de Dermatitis Atópica’'