Gonorrea
Escrito por Sergio García Escrivá, Licenciado en Farmacia
Esta infección bacteriana, que se transmite principalmente mediante contacto sexual, a veces no presenta síntomas. Sin embargo, en la gonorrea es muy importante un diagnóstico precoz para evitar serias complicaciones.

Prevención de la gonorrea

A la hora de prevenir la gonorrea debemos tener en cuenta que hay que actuar a dos niveles: controlando la resistencia a los antibióticos de amplio espectro (tratan muchos tipos diferentes de bacterias, incluso de familias o grupos distintos); y el control sobre la propia transmisión de la bacteria.

  • Prevención del contagio de la gonorrea mediante el uso de preservativo en las relaciones sexuales.
  • Cuando un afectado es conocedor de padecer la gonorrea es imprescindible que comunique la situación a sus parejas sexuales para que éstas comprueben si han sido contagiadas y puedan tratarse y a la vez evitar la propagación de la bacteria a otras parejas.
  • No tener relaciones sexuales hasta que se haya concluido el tratamiento a seguir para curarse por completo de la gonorrea.
  • Si sientes síntomas genitales como ardor o irritación al orinar, secrecciones o úlceras consulta con tu médico por si se tratara de una enfermedad de transmisión sexual.
  • Vigilancia de las autoridades sanitarias de los países en los que la gonorrea es un problema de salud importante, para detectar la aparición de las resistencias.
  • Los profesionales sanitarios deberán estar al día de los tratamientos que fallan, para no prescribirlos, impidiendo así que pueda facilitarse la multi-resistencia (o la resistencia cruzada, es decir, cuando la resistencia de una bacteria a un antibiótico le permite ser resistente o mostrar menos sensibilidad a otro/s tratamiento/s).

Actualmente, la OMS tiene un programa de vigilancia para la gonorrea (GASP, por sus siglas en inglés), que busca implantar estas medidas y otras muchas con la mayor efectividad posible.

 
Actualizado: 04/11/2013

PUBLICIDAD

Entrevista

Dra. Marina Mata

Experta en deterioro cognitivo

“La administración de suplementos de determinados ácidos grasos (DHA) puede tener efectos beneficiosos en personas con deterioro cognitivo asociado a la edad”

 

14%de los casos de alzhéimer puede atribuirse al tabaco

Fumar es un factor de riesgo asociado a varios tipos de demencia, como el alzhéimer, y el tabaquismo pasivo puede aumentar hasta el 78% el riesgo de desarrollar una de estas patologías.

Fuente: 'Organización Mundial de la Salud (OMS)'

 

PUBLICIDAD