PUBLICIDAD

Salud al día
Hernia inguinal
La hernia inguinal es una afección frecuente que consiste en la salida de parte de las vísceras abdominales fuera de la cavidad abdominal. Te explicamos por qué se produce y cómo se corrige.
Escrito por David Saceda Corralo, Médico Interno Residente, especialista en Dermatología Medicoquirúrgica y Veneorología

Síntomas de la hernia inguinal

Las hernias inguinales es frecuente que no den síntomas claros. Lo más habitual es que la persona que tenga una hernia se note un bulto en la zona de la ingle o incluso en el escroto, que cambia según el día y según la posición del cuerpo. El bulto aumenta normalmente con la tos o al hacer fuerza con la tripa (como cuando realizamos deposiciones en el baño). También es más visible estando de pie, y tumbado desaparece o se nota menos. Normalmente el bulto de la hernia puede reducirse, es decir, hacerlo desaparecer al empujarlo con la mano hacia dentro del abdomen.

A veces las hernias pueden dar alguna molestia en la zona, como un dolor que va y viene. Se suele aliviar espontáneamente, haciendo presión en la zona o con analgésicos suaves. No es normal que den síntomas digestivos, aunque si el dolor dura mucho tiempo puede provocar estreñimiento ya que suele aumentar al hacer presión abdominal, y eso hace que la gente evite ir al baño.

Si solo aparecen estos síntomas, se recomienda ir al médico de forma programada para que se derive al cirujano especialista y se valore un tratamiento. Cualquier otro síntoma más grave, como fiebre, endurecimiento de la zona, o dolor insoportable, puede indicar que existe una complicación. En estos casos es muy importante acudir rápidamente a urgencias para que un médico valore la actitud más correcta en el momento. Las dos complicaciones de la hernia inguinal más frecuentes son:

  • Hernia incarcerada: el contenido de la hernia (el peritoneo con o sin vísceras) se queda fijo y no puede retroceder por el orificio de la hernia, de tal modo que la persona siente un bulto fijo en la ingle que no desaparece con la posición ni se puede reducir con la mano. Puede aparecer un dolor muy fuerte y se debe operar rápidamente para evitar una hernia estrangulada.
  • Hernia estrangulada: en este caso el contenido de la hernia tampoco se puede reducir y siempre aparece dolor intenso en todos los casos. Se produce porque el riego sanguíneo de las vísceras se interrumpe, al no pasar la sangre por el orificio de la hernia. La cirugía es muy urgente porque se puede producir infarto de la zona e infección secundaria.

Actualizado: 1 de Agosto de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

David Saceda Corralo

Médico Interno Residente, especialista en Dermatología Medicoquirúrgica y Veneorología
David Saceda

PUBLICIDAD

Salud en cifras

87.000
personas con enfermedad de Chagas puede haber en España
'Fuente: 'Informe Una batalla por la salud de todos: El liderazgo de España en la lucha contra el Chagas, del Instituto de Salud Global (ISGlobal)''

PUBLICIDAD