PUBLICIDAD

Salud al día
Hipotensión arterial
La hipotensión arterial es la caída de la presión arterial por debajo de los límites de 80-60 mmHg. Puede suponer un riesgo para la vida del afectado por lo que conviene conocer sus causas y cómo controlarla.
Escrito por David Saceda Corralo, Médico Interno Residente, especialista en Dermatología Medicoquirúrgica y Veneorología

Síntomas de la hipotensión arterial

El síntoma que con más frecuencia aparece en una situación de hipotensión arterial es el desmayo. El cerebro se encuentra más arriba que el corazón cuando estamos de pie, y por eso se necesita que la presión arterial sea lo suficientemente elevada como para mantener el flujo de sangre.

En situaciones de hipotensión arterial el cerebro carece de su suministro de sangre durante un tiempo y la persona que lo sufre siente que se le nubla la vista, y se desvanece su fuerza muscular hasta que pierden el conocimiento completamente. Suele ocurrir deprisa y es frecuente que se golpeen contra el suelo o los muebles de alrededor al caer. La persona que los sufre puede perder el control de los esfínteres (orinarse), incluso convulsionar levemente. La recuperación después del desmayo es muy rápida, sólo se necesitan unos segundos para volver a la normalidad.

Cuando la hipotensión arterial es crónica, el desmayo es también frecuente, pero menos característico, ya que el cuerpo está acostumbrado a vivir con cifras más bajas de lo habitual. En este caso, los síntomas son mucho más difusos y pueden pasar desapercibidos en un primer momento, algunos de ellos son:

  • Confusión, dificultad para concentrarse, somnolencia, etcétera.
  • Debilidad muscular y cansancio al hacer pocos esfuerzos.
  • Palidez de la piel, labios y conjuntiva, por disminución del riego sanguíneo.
  • Náuseas y vómitos.
  • Dolor en el pecho que puede recordar a un infarto y palpitaciones.
  • Dificultad para respirar, sensación de que “falta aire”.
  • Dolor de cabeza, leve pero continuo a lo largo del día.
  • Inestabilidad al caminar, vértigos, pitidos en los oídos, etcétera.
  • Dolor en el cuello y rigidez del mismo.
  • Alteraciones del sueño con dificultad para descansar por la noche.

Actualizado: 2 de Septiembre de 2016

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

David Saceda Corralo

Médico Interno Residente, especialista en Dermatología Medicoquirúrgica y Veneorología
David Saceda

PUBLICIDAD

Salud en cifras

87.000
personas con enfermedad de Chagas puede haber en España
'Fuente: 'Informe Una batalla por la salud de todos: El liderazgo de España en la lucha contra el Chagas, del Instituto de Salud Global (ISGlobal)''

PUBLICIDAD