PUBLICIDAD

Primeros auxilios
Incendios
Conocer los factores de riesgo que propician que se desencadene un incendio, y los procedimientos a seguir en caso de que se produzca, contribuye a prevenir su aparición y a reducir sus temibles consecuencias.
Escrito por Alicia Díaz, Enfermera, experta en Primeros Auxilios

Incendios y componentes del fuego

Hoy en día crear fuego está al alcance de cualquiera, pero aún así sigue siendo muy difícil controlarlo y se siguen provocando incendios debido al mal uso o a la falta de atención a la hora de manipularlo.

La mayoría de los incendios que ocurren en el medio doméstico son debidos a accidentes provocados por descuidos, como niños que juegan con fuego sin supervisión, una sartén con aceite olvidada, un cigarrillo que se prende al quedarnos dormidos…

Tanto si es un medio doméstico como laboral, los peligros del fuego son los mismos. No se debe subestimar nunca la capacidad de un incendio para destruir, ya que hoy en día la mayoría de materiales sintéticos que se utilizan son inflamables.

También se utiliza gran cantidad de material eléctrico que por fallos o cortocircuitos pueden provocar una reacción en cadena. Conocer los factores de riesgo también es de ayuda a la hora de prevenir incendios y mantener el entorno seguro.

Este artículo va encaminado a que todo el mundo conozca los procedimientos en caso de encontrarse involucrado en un incendio, tanto si se presencia desde fuera y se requiere tu ayuda como si se está directamente involucrado como víctima.

Componentes del fuego

Para crear fuego se desencadenan una serie de reacciones químicas en las que intervienen tres elementos clave:

  • Calor o temperatura, para poner en marcha el proceso de ignición hace falta una chispa inicial, una fuente de calor que inicie el fuego.
  • Combustible, aquello que el fuego necesita para alimentarse y crecer, puede ser ropa, madera o cualquier elemento combustible que avive las llamas.
  • Oxígeno, el otro elemento indispensable, junto con el combustible, para que el fuego se alimente.

Es importante conocer estos tres componentes, pues la actuación en caso de querer apagar un incendio es eliminar de la triada uno de ellos de manera que el fuego no pueda seguir creciendo y sea extinguido.

Como resultado de esta combustión aparece también el humo y gases tóxicos como el monóxido de carbono, otros elementos de un incendio a tener en cuenta, ya que son tan dañinos como el fuego mismo.

Actualizado: 13 de Septiembre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Alicia Díaz

Enfermera, experta en Primeros Auxilios
Alicia Díaz

PUBLICIDAD

Salud en cifras

40%
de los pacientes con alguna enfermedad reumática considera que su dolor no está controlado
'Fuente: 'Sociedad Española de Reumatología (SER)''

PUBLICIDAD