PUBLICIDAD

Noticias Salud al día

Tomar el sol con moderación es bueno para el corazón

Según los expertos, una exposición al sol controlada favorece la vasodilatación de los vasos sanguíneos superficiales mejorando la circulación de la sangre y reduciendo la presión arterial.
Tomar el sol con moderación es bueno para el corazón

Pareja de jóvenes tomando el sol con moderación

02 de Agosto de 2012

Los expertos no se cansan de insistir en que la población extreme las precauciones a la hora de tomar el sol, sin embargo, una exposición moderada al astro rey puede favorecer la salud cardiovascular y ayudar a estimular las defensas del sistema inmune. Los rayos solares, además, facilitan el descanso, protegen frente a la depresión e incrementan el deseo sexual.

El Dr. Juan Luján, del servicio de Cardiología del Hospital USP San Jaime de Torrevieja, en Alicante, ha explicado que nuestra salud cardiovascular puede beneficiarse si tomamos el sol, siempre que lo hagamos de forma moderada y adoptando precauciones. Según este experto una exposición al sol controlada favorece la vasodilatación de los vasos sanguíneos superficiales mejorando la circulación de la sangre y reduciendo los niveles de presión arterial.

Una exposición al sol controlada favorece la vasodilatación de los vasos sanguíneos superficiales mejorando la circulación de la sangre y reduciendo los niveles de presión arterial

Los rayos solares también son necesarios para sintetizar la vitamina D en el organismo, un micronutriente que contribuye a mejorar el perfil de colesterol, favoreciendo que aumenten los niveles del colesterol bueno frente al dañino. El Dr. Luján explica que en verano se suele incrementar la actividad física y, debido al calor, nos inclinamos a consumir más frutas y verdura (ensaladas, macedonias, zumos, sopas frías…), y que todos estos factores contribuyen a que disminuya la incidencia de enfermedades cardiovasculares en esta época del año.

El especialista destaca que la luz solar influye sobre las hormonas y mejora nuestro estado de ánimo, y es que la exposición a los rayos ultravioleta estimula la producción de serotonina, un neurotransmisor asociado a la sensación de bienestar y que también está involucrado en la regulación del sueño, la temperatura corporal y el comportamiento sexual de los individuos.

A pesar de todas las ventajas que puede reportar el sol no hay que bajar la guardia -porque también puede provocar una bajada brusca de tensión o una lipotimia-, y utilizar la protección adecuada para cada tipo de piel, evitando siempre las horas de mayor intensidad lumínica (11,00 a 16,00).

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

40%
de los pacientes con alguna enfermedad reumática considera que su dolor no está controlado
'Fuente: 'Sociedad Española de Reumatología (SER)''