PUBLICIDAD

Salud al día
Insomnio
El 50% de los adultos padece insomnio en algún momento de su vida, un trastorno que casi siempre es un síntoma de otro problema y, por lo tanto, para tratarlo es necesario actuar sobre la causa que lo origina.
Escrito por Diana Forero Morantes, Bióloga
Revisado por Dr. José Antonio Nuevo González, Especialista en Medicina Interna. Servicio de Urgencias del Hospital Gregorio Marañón de Madrid

Síntomas del insomnio

En la mayoría de las ocasiones el insomnio en sí es el síntoma de algún otro padecimiento, bien transitorio –como puede ser una situación estresante– bien permanente dando lugar a una afectación crónica.

Los síntomas relacionados con la calidad y la cantidad del sueño los va a exponer el propio afectado, relatando la dificultad que presenta para conciliar el sueño, en ocasiones aportando información que puede ayudar en la raíz del problema (hábitos tóxicos como el alcohol), o la corta duración de este debida a los despertares precoces. En otras ocasiones es útil la información que ofrezca la persona que comparta habitación con el afectado, pues ayudará también a descubrir las posibles razones del insomnio.

Están presentes en la mayoría de los casos otra serie de síntomas de insomnio que acompañan a este trastorno. En etapas más precoces, los pacientes más jóvenes pueden manifestar un rendimiento escolar más bajo, con déficit de atención y concentración, y escasa energía para la actividad que les corresponde en esa etapa de la vida. En edades posteriores, estas mismas alteraciones son evidentes en el trabajo, con unas consecuencias mucho mayores si imaginamos actividades con maquinaria peligrosa, trabajos de alta responsabilidad, o simplemente conducción de vehículos. Y finalmente en los ancianos, el descanso nocturno que no satisface sus necesidades provoca alteraciones en su equilibrio, memoria, y finalmente en su calidad de vida.

El carácter de estos pacientes se ve notablemente alterado manifestándose con cambios de humor, irritabilidad, alteraciones de la memoria, cefaleas, etcétera, que pueden condicionar su vida interpersonal. En general, la persona afectada por insomnio manifiesta una sensación subjetiva desagradable, malestar por el padecimiento, y por la repercusión en sus actividades cotidianas.

En algunos casos de insomnio secundario a otras patologías, como puede ser el síndrome de la apnea del sueño, los síntomas manifestados tras un largo período de tiempo de enfermedad, suelen ser de mayor gravedad como repercusiones cardiovasculares y alteraciones respiratorias como apneas.  

Actualizado: 25 de Abril de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

40%
de los pacientes con alguna enfermedad reumática considera que su dolor no está controlado
'Fuente: 'Sociedad Española de Reumatología (SER)''

PUBLICIDAD