Insomnio
Escrito por Diana Forero Morantes, bióloga
El 50% de los adultos padece insomnio en algún momento de su vida, un trastorno que casi siempre es un síntoma de otro problema y, por lo tanto, para tratarlo es necesario actuar sobre la causa que lo origina.

Tratamiento farmacológico del insomnio

El tratamiento farmacológico del insomnio debe estar orientado a corregir la causa fundamental (fármacos contra la ansiedad, antidepresivos o analgésicos) del mismo.

Las pautas generales a seguir en el tratamiento de los distintos tipos de insomnio son las siguientes:

  • Los hipnóticos no benzodiacepínicos son usados para insomnios de conciliación del sueño (zolpiden, zopiclona, zaleplón); son fármacos no muy fuertes, bien tolerados, y que producen pocos efectos secundarios.
  • Las benzodiacepinas se eligen de acuerdo al tipo de insomnio y a la vida media del fármaco: se usan BZD de rápida eliminación en casos de insomnio transitorio; y de acción corta, en los de insomnio de corta duración.  En casos de insomnio de larga duración o crónico se utiliza BZD + terapia cognitivo-conductual y, con frecuencia, se añaden antidepresivos con efecto sedante (trazodona, amitriptilina, mirtazapina, mianserina, maprotilina).
  • Los neurolépticos con efecto sedante son utilizados en casos de insomnio resistente (levomepromacina, haloperidol, quetiapina, clozapina y clotiapina).
 

Temas en este artículo

Actualizado: 29/02/2012

PUBLICIDAD

Entrevista

Dra. Ana Echarri

Experta en enfermedad inflamatoria intestinal

“El desarrollo de fármacos biológicos ha disminuido los ingresos hospitalarios y las necesidades de cirugía, incrementando la calidad de vida de los pacientes con EII”

 

200 millones de niños en edad escolar tienen sobrepeso

La nutrición personalizada basada en test que determinen la susceptibilidad genética a la obesidad puede ayudar a prevenir el sobrepeso y las enfermedades asociadas.

Fuente: 'Workshop Internacional Nutrición y Genética'

 

PUBLICIDAD