PUBLICIDAD

Salud al día
Insuficiencia cardíaca
Cualquier enfermedad que dañe el corazón puede debilitarlo de tal forma que le impida realizar correctamente su función de bombeo de la sangre. Aprende a evitar las causas de la insuficiencia cardiaca y controlar esta frecuente enfermedad crónica.
Escrito por David Saceda Corralo, Médico Interno Residente, especialista en Dermatología Medicoquirúrgica y Veneorología

Tratamiento de la insuficiencia cardíaca

Es esencial en el tratamiento de la insuficiencia cardíaca cambiar los modos de vida. Así, por ejemplo, en lo que concierne a la alimentación, la dieta debe ser pobre en sal para no aumentar los niveles de presión arterial. También es obligatorio realizar ejercicio físico moderado (caminar a un ritmo adecuado) controlando la respiración. Por último, se debe vacunar de gripe cada año a todas las personas que sufran insuficiencia cardíaca para evitar agudizaciones de la enfermedad.

El tratamiento médico de la insuficiencia cardíaca ha avanzado mucho en los últimos años, lo que ha hecho que esta enfermedad sea controlable y permita tener una buena calidad de vida a las personas que la sufren. Los medicamentos que se utilizan son muy variados, pero hay cuatro grupos que son los más importantes:

  • IECAs (Inhibidores de la Enzima Convertidora de Angiotensina): este medicamento ha revolucionado el tratamiento de la insuficiencia cardíaca y su uso es obligatorio nada más realizarse el diagnóstico. No sólo se utiliza para esta enfermedad, también se usa en la hipertensión arterial y en el tratamiento de la insuficiencia renal. Actúa inhibiendo una enzima que es clave en el funcionamiento del sistema renina-angiotensina-aldosterona, lo que rompe el círculo vicioso que compensaba la debilidad del corazón y lo dañaba aún más.
  • Bloqueantes beta: un medicamento antiarrítmico que enlentece la frecuencia cardíaca, pero que también hace que cada latido sea más efectivo de lo normal. Al comenzar el tratamiento se sube la dosis poco a poco para que se ajuste a cada persona.
  • Digoxina: en el siglo XVIII un médico inglés observó como una curandera era capaz de aliviar los edemas de los tobillos de las pacientes ancianas y también les aportaba más vitalidad. Lo hacía gracias a unas infusiones de una planta que se conoce hoy día como digital. De esta planta se extrae todavía hoy el fármaco conocido como digoxina, uno de los más antiguos que se utilizan en cardiología. Es muy efectivo para aliviar los síntomas, pero se deben controlar bien los niveles de fármaco en sangre, ya que varían fácilmente con el consumo de algunos alimentos y otros medicamentos.
  • Diuréticos: su principal función es eliminar mayor volumen de sodio en la orina para así disminuir la tensión arterial. Se utilizan mucho para el tratamiento de la hipertensión arterial, en la insuficiencia cardíaca sólo se usan si los medicamentos anteriores no son suficientes para controlar la enfermedad.

Por último, hay que señalar que la insuficiencia cardíaca es el principal motivo de trasplante cardíaco hoy en día. Normalmente se realiza en pacientes menores de 60 años cuya esperanza de vida con su propio corazón es muy limitada. La escasez de donantes ha hecho que se desarrollen alternativas como la asistencia ventricular, que consiste en implantar una bomba artificial dentro del corazón sin tener que cambiarlo.

Prevención de la insuficiencia cardíaca

La prevención de la insuficiencia cardíaca consiste en evitar las causas iniciales que debilitan al corazón. Por tanto, las medidas preventivas son las habituales para mantener una salud cardiovascular:

  • No fumar.
  • Realizar ejercicio físico moderado una hora al día.
  • Consumir alcohol con moderación.
  • Controlar los niveles de presión sanguínea, colesterol y glucosa.

Actualizado: 30 de Agosto de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

David Saceda Corralo

Médico Interno Residente, especialista en Dermatología Medicoquirúrgica y Veneorología
David Saceda

PUBLICIDAD

Salud en cifras

10%
de la población española sufre dermatitis atópica
'Fuente: 'XII Congreso Mundial de Dermatología Pediátrica y la Asociación Española de Pacientes y Familiares de Dermatitis Atópica’'

PUBLICIDAD