PUBLICIDAD

Salud al día
Laringitis
La laringitis es la inflamación de la laringe, un órgano que no sólo nos posibilita respirar sino que nos permite emitir la voz. Te contamos las medidas a seguir para combatir sus molestos síntomas y superar la ronquera.
Escrito por Dra. Sari Arponen, Especialista en Medicina Interna y enfermedades infecciosas del Hospital Universitario de Torrejón

Causas de la laringitis

Camarera afectada por varias causas de la laringitis

Algunos virus respiratorios, forzar la voz o estar expuesto a humos son algunas causas de la laringitis.

La laringitis aguda casi siempre es debida a infecciones por virus respiratorios y suele aparecer asociado a cuadros catarrales de vías altas o después de haberlos padecido. Los virus respiratorios que producen laringitis son fundamentalmente el virus de la gripe, los virus parainfluenza, los adenovirus, los rinovirus y los coronavirus. A veces puede ser producida por una bacteria, como Moraxella catarrhalis o Haemophilus influenzae. Las laringitis víricas o parasitarias son anecdóticas.

La laringotraqueobronquitis aguda o crup es un cuadro característico de niños que también suele ser de causa vírica. Hasta hace unos años se distinguía entre el ‘crup verdadero’ o ‘crup membranoso’, debido a la difteria o la infección por Haemophilus influenzae tipo B, y el ‘falso crup’ de origen vírico. Hoy en día el término ‘crup’ hace referencia a cualquier laringotraqueobronquitis aguda.

También existen laringitis no infecciosas por causas irritativas. Forzar la voz o gritar mucho puede producir laringitis de forma aguda, si es de forma puntual. Los cantantes, locutores o profesores, o cualquier profesional que hable de forma continuada pueden acabar con irritación laríngea crónica y con síntomas persistentes de ronquera y disfonía.

Estar expuesto a gases, humo o sustancias químicas tóxicas como productos de limpieza o combustibles o las liberados en algunos procesos industriales pueden acabar provocando una laringitis de forma aguda que se puede hacer crónica.

También hay algunos fármacos, como los inhaladores utilizados en el tratamiento del asma o la enfermedad pulmonar obstructiva crónica, que ocasionalmente son un factor irritativo para la laringe.

El consumo excesivo de alcohol y el tabaco o el consumo fumado de otras sustancias tóxicas es otra causa irritativa de laringitis que igualmente puede ser aguda o cronificarse en el tiempo si no se retira el factor irritante.

El reflujo ácido gástrico si se padece de reflujo gastroesofágico, como sucede en una hernia de hiato, también es una causa de laringitis, habitualmente crónica.

Actualizado: 24 de Abril de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Dra. Sari Arponen

Especialista en Medicina Interna y enfermedades infecciosas del Hospital Universitario de Torrejón
Dra. Sari Arponen

PUBLICIDAD

Salud en cifras

1%
de la población padece algún trastorno del espectro autista (TEA)
'Fuente: 'Fundaciones del ámbito social y de salud, Ampans y Althaia''

PUBLICIDAD