Leishmaniasis
Escrito por Dr. Nelson Caballero, colaborador de la Asociación Fontilles y coordinador médico de la Asociación para el Desarrollo de los pueblos (ADP)
La OMS estima que cerca de tres millones de personas alrededor del mundo padecen esta enfermedad infecciosa. Conoce a fondo las consecuencias y el tratamiento de la leishmaniasis gracias al Dr. Nelson Caballero.

Leishmaniasis

¿Qué es la leishmaniasis?

La leishmaniasis es una enfermedad infecciosa provocada por parásitos protozoarios flagelados del género Leishmania, que puede afectar a la piel y a las mucosas, o a tejidos y órganos hematopoyéticos (proceso de formación de las células sanguíneas), como la médula ósea, el hígado y el bazo. Es transmitida a los seres humanos mediante la picadura de insectos dípteros hematófagos (que se alimentan de sangre) infectados, principalmente de los géneros Phlebotomus y Lutzomya.

Prevalencia y distribución de la leishmaniasis

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que cerca de tres millones de personas alrededor del mundo padecen la enfermedad, 12 millones están infectadas, y 350 millones habitan en zonas de riesgo de contraerla.

En el Viejo Mundo es endémica en Asia Menor, Sudeste Asiático, litoral del Mediterráneo, la sabana Subsahariana, y las zonas montañosas de Etiopía, Kenia y Namibia; mientras que en el Nuevo Mundo se observa prácticamente en todos los países americanos tropicales, en particular: México, Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica, Panamá, Venezuela, Brasil, Perú, Colombia, Ecuador, Bolivia y República Dominicana.

 

Temas en este artículo

Actualizado: 25/04/2014

PUBLICIDAD

Entrevista

Dr. Fernández-Cruz

Experto en inmunología clínica

“En las patologías inmunológicas el diagnóstico precoz es fundamental para administrar tratamientos adecuados que impedirán que la enfermedad evolucione con complicaciones que dejarán secuelas importantes en el organismo”

 

PUBLICIDAD

40% de las mujeres con endometriosis tienen problemas para quedarse embarazadas

Esta enfermedad, que se debe a que el tejido que recubre el interior de la matriz se extiende fuera de la cavidad uterina, puede causar esterilidad e infertilidad.

Fuente: 'Fundación Ginefiv'

 

PUBLICIDAD