Lipotimia
Escrito por Alicia Díaz, enfermera
Diversas causas pueden hacer que el riego sanguíneo que lleva oxígeno al cerebro no sea suficiente para mantenerlo consciente y alerta, produciéndose un desmayo. Toma nota de cómo actuar en estos casos.

Lipotimia

En ocasiones, debido a diversas causas, el riego sanguíneo que lleva oxígeno al cerebro no es suficiente para mantenerlo consciente y alerta. Se produce entonces una pérdida de conciencia que puede ser completa o parcial, pero que se vuelve a recuperar rápidamente. Esto se conoce como desmayo, síncope o lipotimia.

Causas del desmayo o lipotimia

  • Hay personas a las que las emociones fuertes como la ansiedad, el temor o incluso la alegría suponen una sobreexcitación que pueden llevar a una lipotimia.
  • Los sitios cerrados con poca ventilación muchas veces producen sensación de agobio, y provocan ataques de ansiedad y síncopes.
  • Ayuno mantenido en el tiempo.
  • El dolor, pues afecta de manera muy diferente a cada persona, puede hacer que el cerebro desconecte y conlleve que la persona sufra un desmayo.
  • Calor extremo que provoque una bajada repentina de la tensión.
  • Normalmente también depende de la persona, pues lo que a alguien no le afecta a otro puede generarle ansiedad que le provoque un episodio de lipotimia.
  • Los desmayos también están asociados a las fobias, que provocan temores que pueden llegar también al desmayo.
 

Temas en este artículo

Actualizado: 21/04/2014

PUBLICIDAD

Entrevista

Mariano Esteban

Virólogo experto en ébola

"Al igual que el suero hiperinmune, el ZMapp se tiene que administrar al enfermo lo más rápidamente posible tras la infección, y en ese caso sí demuestra eficacia"

 

10 Kilos de media pueden engordar las mujeres en la perimenopausia

Practicar ejercicio, tanto aeróbico, como el que está dirigido a mejorar los músculos y la flexibilidad, y una dieta equilibrada, orientada a mantener la masa muscular, son claves para evitar la acumulación de grasa.

Fuente: 'Instituto Médico Europeo de la Obesidad'

 

PUBLICIDAD