PUBLICIDAD

Noticias Salud al día

Asocian un pigmento de la piel con mayor riesgo de melanoma

Pigmento de la piel

02 de Noviembre de 2012

Un tipo de pigmento –feomelanina–, que predomina en la piel de las personas con cabello rubio o pelirrojo podría ser el responsable de que estas personas tuvieran un mayor riesgo de desarrollar el cáncer de piel más agresivo, el melanoma.

Ya se sabía que tener la piel y el cabello claros implica una menor protección natural frente a los rayos ultravioleta pero, además, y según una investigación cuyos resultados se han publicado en ‘Nature’, la mayor presencia de feomelanina en la piel de estas personas explica por qué tienen más posibilidades de desarrollar melanoma que las personas con piel y cabello más oscuros, en las que en vez de feomelanina –cuyo color es entre el rubio y el rojo–, el pigmento que predomina en su piel es eumelanina –de color marrón oscuro o negro.

Un tipo de melanina –feomelanina– que predomina en la piel de rubios y pelirrojos puede incrementar el riesgo de desarrollar melanoma

Como explica David Fisher, del Hospital General de Massachussets, y uno de los autores del estudio, comprender la asociación entre la presencia de feomelanina y el riesgo de melanoma puede contribuir a desarrollar protectores solares más eficaces, así como a tomar otras medidas adicionales que prevengan el daño que la exposición al sol puede causar a rubios y pelirrojos.

Los investigadores que realizaron el estudio –que pertenecían al Centro del Cáncer en Estados Unidos y al Hospital General de Massachussets– emplearon a ratones que se diferenciaban por el gen que controla el tipo de melanina que producían. Así, mientras uno de los grupos presentaba una variante genética que conlleva que predomine la melanina oscura o eumelanina, el otro grupo tenía la variante que hace que algunos seres humanos tengan la piel clara y el pelo rojo.

Los científicos activaron en ambos grupos de animales la forma asociada al melanoma del oncogén BRAF en el pigmento de su piel y los expusieron a radiación UV. Al cabo de unos meses, comprobaron que mientras la mitad de los ratones pelirrojos desarrollaron melanomas, tan solo unos pocos ratones con el pigmento oscuro lo padecían.

Para confirmar que era la presencia de feomelanina la que incrementaba el riesgo de melanoma, los investigadores analizaron a un grupo de ratones pelirrojos que no tenían la capacidad de producir dicho pigmento, y observaron que eliminar totalmente este pigmento protegía a estos animales frente al desarrollo de melanomas.

PUBLICIDAD