PUBLICIDAD

Salud al día
Melioidosis
La melioidosis es una enfermedad tropical infecciosa endémica del Sudeste Asiático y el norte de Australia causada por una bacteria, que puede afectar a varios órganos y cuyo tratamiento es complejo.
Escrito por Dra. Sari Arponen, Especialista en Medicina Interna y enfermedades infecciosas del Hospital Universitario de Torrejón

Síntomas de la melioidosis

En las zonas endémicas de melioidosis hasta dos tercios de las personas tienen datos de haber estado en contacto con la bacteria a los cuatro años. Sin embargo, pocas personas sufren la enfermedad, por lo que en realidad se asume que la mayoría de las infecciones son asintomáticas o con escasos síntomas. Si acaso, se puede producir inicialmente una enfermedad similar a la gripe, que se resuelve espontáneamente, o bien la bacteria se queda latente en el organismo.

Si se produce la enfermedad sintomática, ésta puede aparecer de forma más o menos inmediata tras la infección (infección aguda). En ocasiones la bacteria se queda latente (como dormida) en el organismo y produce una infección más tarde al reactivarse. Por otro lado, si los síntomas duran más de dos meses se trata de una melioidosis crónica. Cuando la bacteria produce enfermedad sintomática, la forma más grave de afectación es la septicemia melioidósica. Éste es un cuadro muy grave en el que se puede afectar cualquier órgano del cuerpo, incluyendo los pulmones, el hígado, el bazo, la próstata y las glándulas parótidas. Esta forma de melioidosis tiene una mortalidad global del 20% (y hasta del 50% en caso de shock séptico, y del 75% en bebés recién nacidos).

La forma más frecuente de melioidosis en adultos es la neumonía. Los síntomas de la neumonía son fiebre alta, tos con expectoración, escalofríos, tiritona, y distrés respiratorio, con o sin un cuadro grave de shock, según si la bacteria pasa a la sangre o no. En otras ocasiones los síntomas de la melioidosis pueden ser más larvados o crónicos, con tos con esputos purulentos, o con sangre y sudores nocturnos; en estos casos se puede confundir con tuberculosis.

Otros síntomas o formas de presentación de la melioidosis son:

  • Los abscesos y las úlceras cutáneas (forma de presentación más frecuente en niños).
  • Genitourinario: los síntomas son dolor por encima del pubis, molestias y dificultades al orinar (incluso se puede producir una retención aguda de orina). A menudo se inflama la próstata. Es frecuente que se acompañe de diarrea.
  • Artritis u osteomielitis (infección de articulaciones o huesos).
  • Encefalomielitis: es una forma rara (4% de casos en el norte de Australia) pero muy grave, con infección del cerebro, del tronco encefálico o la médula.
  • Infección de otros órganos como las glándulas parótidas (sobre todo en niños en Tailandia), arterias grandes, mediastino, pericardio, glándula suprarrenal, bazo, hígado, riñón, próstata.
  • Adicionalmente, los pacientes con enfermedad pulmonar crónica pueden tener colonización por la bacteria, con riesgo de producir una enfermedad más grave posteriormente.

Actualizado: 11 de Mayo de 2016

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Dra. Sari Arponen

Especialista en Medicina Interna y enfermedades infecciosas del Hospital Universitario de Torrejón
Dra. Sari Arponen

PUBLICIDAD

Salud en cifras

1%
de la población padece algún trastorno del espectro autista (TEA)
'Fuente: 'Fundaciones del ámbito social y de salud, Ampans y Althaia''

PUBLICIDAD