PUBLICIDAD

Salud al día
Menopausia
El incremento de la longevidad prolonga también la menopausia, por lo que cuidar la salud en esta etapa influirá sobre la calidad de vida futura, y contribuirá a prevenir la aparición de trastornos asociados.
Escrito por Silvia Chacón Alves, Licenciada en Medicina por la Universidad de Alcalá de Henares
Revisado por Dr. José Antonio Nuevo González, Especialista en Medicina Interna. Servicio de Urgencias del Hospital Gregorio Marañón de Madrid

Causas de la menopausia

En el caso de la menopausia más habitual, aquella que acontece alrededor de los 50 años de edad de la mujer, la causa principal es el cese de la función ovárica, por tanto, una alteración del patrón hormonal que se encarga de la proliferación del endometrio para albergar una hipotética concepción. Esto desemboca en una ausencia de reglas, puesto que no existe un ciclo uterino como tal.

Causas de la menopausia precoz

Pero cuando acontece una desaparición de la regla de manera precoz (menopausia prematura), aunque es infrecuente, pueden existir varias razones por las que se produce este hecho. Se trataría de una insuficiencia ovárica primaria o un fallo ovárico prematuro. Entre ellas cabe mencionar las siguientes:

  • Enfermedades autoinmunes. Aproximadamente una tercera parte de las mujeres con menopausia prematura puede padecer trastornos de índole autoinmune, como el lupus eritematoso sistémico, el hipotiroidismo, la artritis reumatoide o alguna enfermedad inflamatoria intestinal como el Crohn o la colitis ulcerosa.
  • Exposición a quimioterapia o radioterapia. Algunos fármacos empleados para el tratamiento del cáncer pueden originar esta situación, más si cabe cuando el tumor afecta a las estructuras genitales de la mujer.
  • Histerectomía. La extirpación del útero es una de las causas más comunes de esta situación.
  • Tabaquismo. Se estima que el tabaquismo puede incidir, como en otras muchas patologías, en el progresivo deterioro de la función ovárica desencadenando una ausencia de la menstruación a edades más tempranas.
  • Relación genética. Aunque no es una evidencia absoluta, existen casos de mujeres con algún familiar de primer grado que padece fallo ovárico familiar, o algunas otras con hiperplasia suprarrenal congénita, lo que permite establecer esta relación, aunque de manera débil.

Actualizado: 11 de Septiembre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

60%
de los tumores malignos se diagnostica en mayores de 65 años
'Fuente: 'Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos’'

PUBLICIDAD