PUBLICIDAD

Salud al día
Menopausia
El incremento de la longevidad prolonga también la menopausia, por lo que cuidar la salud en esta etapa influirá sobre la calidad de vida futura, y contribuirá a prevenir la aparición de trastornos asociados.
Escrito por Silvia Chacón Alves, Licenciada en Medicina por la Universidad de Alcalá de Henares
Revisado por Dr. José Antonio Nuevo González, Especialista en Medicina Interna. Servicio de Urgencias del Hospital Gregorio Marañón de Madrid

Diagnóstico de la menopausia

En la mayoría de los casos no se necesita ninguna analítica para llegar al diagnóstico de la menopausia, ya que la presencia de amenorrea (cese de la menstruación) durante un año, junto con los síntomas antes descritos, darán la certeza diagnóstica. Será importante, aunque parezca obvio, que se determine una prueba de embarazo en algunos casos de aparición a edades más tempranas, pues un embarazo inesperado puede ser la primera razón para perder la menstruación.

Las fluctuaciones en el peso de la mujer también pueden condicionar la ausencia temporal o mantenida de la regla, por lo que deberá recabarse información a este respecto, puesto que una pérdida acusada de peso lleva consigo la desaparición de la menstruación.

La recogida de toda la información posible acerca de la historia ginecológica de familiares de primer grado es muy importante con el fin de descartar algunas enfermedades o trastornos hormonales con perfil genético que puedan ayudar en el diagnóstico de la menopausia. De esta forma se pueden reconocer patologías como la hiperplasia suprarrenal o el fallo ovárico familiar como causa de la menopausia de la mujer.

Para el diagnóstico de otras situaciones de menopausia precoz relacionadas con determinadas enfermedades autoinmunes, será preciso realizar las analíticas pertinentes considerando anticuerpos antinucleares, hormonas tiroideas y anticuerpos antitiroideos, etcétera. En algunos casos sí será necesario realizar una analítica de perfil hormonal, sobre todo si se trata de menopausia precoz. Las determinaciones hormonales que confirman la menopausia son: estradiol (es el estrógeno más importante) menor de 20 pg/ml y FSH (hormona gonadotropa) superior a 40 mU/ml.

En algunas ocasiones la mujer puede no asociar algunos de sus síntomas vasomotores con el proceso por el que está atravesando, y consultará por la presencia de palpitaciones, sudoración, etcétera, necesitando inicialmente estudios que confirmen una correcta situación cardiovascular, para desembocar en un diagnóstico de menopausia.

El diagnóstico deberá completarse con un estudio de masa ósea, mediante la densitometría, para determinar la situación en la que se encuentra y prevenir las consecuencias de la osteoporosis que se inicia en esta etapa.

Actualizado: 11 de Septiembre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

40%
de los pacientes con alguna enfermedad reumática considera que su dolor no está controlado
'Fuente: 'Sociedad Española de Reumatología (SER)''

PUBLICIDAD