PUBLICIDAD

Salud al día
Nistagmo
El nistagmo, congénito o adquirido, consiste en movimientos oculares involuntarios y repetidos. Conoce las múltiples causas que lo provocan, y que determinan su gravedad y repercusión, y cuál es su tratamiento.
Escrito por Dra. Sari Arponen, Especialista en Medicina Interna y enfermedades infecciosas del Hospital Universitario de Torrejón

Diagnóstico del nistagmo

Diagnóstico del nistagmo

Si el nistagmo es de aparición brusca, además del examen ocular se debe hacer una valoración neurológica extensa.

El diagnóstico del nistagmo se puede hacer por su manifestación clínica, ya que se trata de un trastorno muy aparente para el observador externo: se apreciará cómo los ojos se mueven de forma involuntaria. Hay que observar todas las características del nistagmo que se han comentado: si es horizontal o vertical, si es para un lado o el otro, si tiene una fase rápida o lenta, si es pendular, o totalmente errático en cualquier dirección. Adicionalmente, es importante preguntar si hay otros síntomas.

En los nistagmos congénitos y en los de la infancia se debe realizar una exploración ocular completa, porque si el proceso es grave y asociado a otros problemas, se puede interferir mucho la agudeza visual. Además, hay que descartar la presencia de ambliopía (‘ojo vago’), sobre todo en los casos en los que se asocia un estrabismo. Además, se puede realizar un electrooculograma, que en el nistagmo congénito tiene unas alteraciones características.

Si el nistagmo es de aparición brusca, se debe hacer una valoración neurológica extensa, además de la ocular. Normalmente se pide que el paciente gire a su alrededor durante medio minuto, para luego parar e intentar mirar un punto de forma fija. Entonces, el médico observará lo que sucede con los movimientos oculares, e identificará las características del nistagmo.

Además se puede utilizar el tambor de nistagmos, que es un cilindro con perforaciones verticales que tiene un dibujo en su interior y se hace girar. Cuando el cilindro gira, al tener el dibujo diversas posiciones, parece que se mueve. Esto puede desencadenar el nistagmo optocinético (que es normal). En el nistagmus congénito el nistagmo cambia de dirección al realizar esta prueba.

La mejor prueba de imagen para evaluar a una persona con nistagmo es la resonancia magnética nuclear del cerebro. Se puede realizar un estudio centrado sobre todo en la unión espinocerebelosa, que es donde a menudo se sitúa anatómicamente el problema en muchas enfermedades neurológicas que producen el nistagmo. Además, la resonancia permite también el diagnóstico de tumores, de esclerosis múltiple, o de otros problemas cerebrales. 

Actualizado: 17 de Octubre de 2016

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Dra. Sari Arponen

Especialista en Medicina Interna y enfermedades infecciosas del Hospital Universitario de Torrejón
Dra. Sari Arponen

PUBLICIDAD

Salud en cifras

Tres
millones de personas en España padecen dolor neuropático
'Fuente: 'Sociedad Española de Neurología''

PUBLICIDAD