PUBLICIDAD

Noticias Salud al día

Detectan signos de patología cardíaca en niños obesos

Un estudio ha detectado signos de patología cardíaca en niños obesos, y sus autores alertan de que los trastornos del corazón en la infancia aumentan el riesgo de problemas de salud en la edad adulta y muerte prematura.
Niño obeso se pellizca los michelines del abdomen

La obesidad en la infancia puede afectar negarivamente a la salud del corazón.

13 de Noviembre de 2015

Un estudio ha detectado signos de patología y anomalías musculares del corazón en niños obesos, incluso en los que tenían menos de ocho años de edad. Los resultados del trabajo, que se han presentado en las Sesiones Científicas de la American Heart Association 2015, en Orlando (Estados Unidos), revelan que la obesidad infantil se asociaba a un 27% más de masa muscular en el ventrículo izquierdo del corazón y a más de un 12% en los músculos cardíacos.

Los investigadores consideraron que el 40% de los niños obesos eran de alto riesgo a consecuencia de los problemas derivados del músculo engrosado del corazón

En la investigación participaron 20 niños obesos (siete de ellos adolescentes) y 20 con peso normal, a todos los cuales se les realizó una resonancia magnética para medir la función y dimensiones de sus corazones. Aunque ninguno de los menores presentaba síntomas físicos, los investigadores consideraron que el 40% de los niños obesos eran de alto riesgo a consecuencia de los problemas derivados del músculo engrosado del corazón, y alertan de que los trastornos en este órgano durante la infancia pueden generar problemas de salud más graves en la edad adulta, además de ocasionar la muerte prematura por patología cardíaca.

Como ha explicado Linyusn Jing, autor principal del estudio, es posible que los efectos que observaron en los corazones de estos niños sean reversibles, pero también podrían sufrir un daño permanente, lo que debería motivar a todos los padres a prevenir la obesidad infantil ayudando a sus hijos a llevar una dieta equilibrada y a adoptar un estilo de vida saludable, que incluya más ejercicio físico y menos actividades sedentarias, como ver la televisión o jugar a videojuegos.

Además, los niños excesivamente grandes y los que tenían diabetes fueron excluidos del estudio, por lo que sus autores han señalado que las verdaderas implicaciones de la enfermedad cardiaca en niños obesos podrían haberse subestimado, lo que unido al hallazgo de signos patológicos en menores de ocho años alerta de la gravedad del sobrepeso como factor de riesgo desde la más temprana infancia.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

Tres
millones de personas en España padecen dolor neuropático
'Fuente: 'Sociedad Española de Neurología''