PUBLICIDAD

Noticias Salud al día

Un nuevo hallazgo en la lucha contra la obesidad

Hombre con obesidad

La oleiletanolamida (OEA) activa los mecanismos cerebrales que regulan el apetito y la saciedad.

09 de Agosto de 2011

El Centro de Investigación Biomédica en Red-Fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición (CIBERobn) está empeñado en encontrar una sustancia natural que regule el apetito. Tras realizar diversos experimentos en ratas Wistar machos en condiciones de ayuno, la principal candidata es la oleiletanolamida (OEA). Esta sustancia podría actuar a través de sensores periféricos para activar los mecanismos cerebrales que regulan el apetito y la saciedad, dando lugar a nuevos tratamientos para combatir la obesidad y otros trastornos de la alimentación.

Al parecer, este componente natural, que se produce en el intestino delgado y deriva de los ácidos oleicos, ejerce un papel clave en los mecanismos cerebrales que regulan la ingesta y el gasto calórico. La ventaja que ofrece su posible uso farmacológico radica en que su efecto anorexígeno (supresor del apetito) es periférico, a diferencia de la activación directa de ciertas vías cerebrales de la mayoría de los medicamentos inhibidores del hambre que existen hoy en día.

Es el componente periférico de la actividad del OEA el que resulta especialmente atractivo en términos de enfoques terapéuticos para combatir los trastornos alimentarios y la obesidad

“Es el componente periférico de la actividad del OEA el que resulta especialmente atractivo en términos de enfoques terapéuticos para combatir los trastornos alimentarios y la obesidad, ya que la falta de efectos centrales de este nuevo tipo de señales podría dar lugar a tratamientos seguros y libres de los efectos adversos sobre el sistema nervioso que tienen algunos de los medicamentos que hoy en día se utilizan como inhibidores del apetito”, ha señalado el jefe de grupo del CIBERobn.

Cabe recordar que este tipo de fármacos, que son absorbidos en el aparato digestivo de forma inmediata y alteran el sistema nervioso central, pueden provocar dependencia a causa de sus componentes psicotrópicos; además de otras consecuencias fatales como arritmias, crisis de hipertensión o accidentes cerebro vasculares.

También refuerza la memoria

Por otro lado, las cualidades de la oleiletanolamida parecen no quedarse ahí, ya que según un reciente estudio de la Universidad de California en Irvine (EE.UU.) también ejerce un papel clave en la fijación de recuerdos a largo plazo,. Es decir, produce la consolidación de la memoria o el proceso por el que los recuerdos superficiales a corto plazo se transforman en recuerdos a largo con sentido.

En este caso, se descubrió que al administrar OEA a roedores se aumentaba la retención de la memoria, actuando de “pegamento molecular”, al ayudar a los mamíferos a recordar dónde y cuándo habían tomado una comida. Así, la relación entre OEA y fijación de recuerdos a largo plazo podría también abrir ventanas a la lucha contra enfermedades neurodegenerativas, como el alzhéimer o el párkinson.

Fuente: 'Neuropharmacology'/EP

Etiquetas:

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

39%
es la efectividad de la vacuna de la gripe para prevenir ingresos hospitalarios en personas de entre 65 y 79 años
'Fuente: 'Centro de Investigación Biomédica en Red de Epidemiología y Salud Pública (CIBERESP)''