PUBLICIDAD

Salud al día
Oncocercosis
La oncocercosis o ceguera de los ríos es una enfermedad causada por un gusano tropical, que produce alteraciones en la piel o los ojos. Reducir o eliminar los focos de transmisión permitirá acabar con esta lacra.
Escrito por Dra. Sari Arponen, Especialista en Medicina Interna y enfermedades infecciosas del Hospital Universitario de Torrejón

Causas de la oncocercosis

La oncocercosis es una enfermedad tropical causada por un parásito llamado Onchocerca volvulus. Es una filaria cutánea, es decir, un gusano nematodo que afecta a la piel y también a los ojos. La oncocercosis también se denomina ‘ceguera de los ríos’ porque se transmite por las picaduras repetidas de moscas negras (del género Simulium) infectadas que se crían en ríos, rápidos y arroyos, sobre todo en zonas rurales de África. Es la segunda causa infecciosa de ceguera en el mundo: medio millón de personas están ciegas por oncocercosis ocular.

Se estima que hay unos 37 millones de personas infectadas en el mundo, y unos 120 millones en riesgo de infección en el África subsahariana. También hay algunos focos de afectación en Yemen y en Centro y Sudamérica, aunque en este continente se ha conseguido eliminar o interrumpir la transmisión y sólo quedan dos focos, uno en Brasil, y otro en Venezuela. Se podría distinguir entre una forma de oncocercosis de sabana –sobre todo en el Oeste de África–  donde se produce afectación fundamentalmente ocular, y otra forma selvática, con mayor frecuencia de enfermedad cutánea.

La mosca negra realmente no es muy eficaz en la transmisión del gusano, y se requiere una estancia de al menos 12 meses en una zona endémica y sufrir picaduras repetidas para infectarse. Por ello, es poco frecuente que un viajero esporádico adquiera la infección. El humano es el único huésped de este gusano que, además, necesita a una bacteria que se llama Wolbachia para sobrevivir y reproducirse.

Cuando la mosca infectada por larvas pica a una persona, deposita larvas en la piel, que en 6-12 meses se hacen adultas. Los gusanos adultos hembras miden 20-80 cm, y los machos 3-5 cm. Las hembras viven en nódulos debajo de la piel o en los músculos, y los machos van migrando de un nódulo a otro. Las hembras producen larvas (microfilarias), que también van migrando por los tejidos subcutáneos u oculares. Una sola hembra puede producir entre 1000 y 3000 microfilarias al día. Cuando una mosca negra pica a una persona infectada, se lleva las larvas y puede infectar a otra persona. 

Actualizado: 17 de Noviembre de 2016

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Dra. Sari Arponen

Especialista en Medicina Interna y enfermedades infecciosas del Hospital Universitario de Torrejón
Dra. Sari Arponen

PUBLICIDAD

Salud en cifras

10%
de la población española sufre dermatitis atópica
'Fuente: 'XII Congreso Mundial de Dermatología Pediátrica y la Asociación Española de Pacientes y Familiares de Dermatitis Atópica’'

PUBLICIDAD