PUBLICIDAD

Salud al día
Osteonecrosis
La osteonecrosis o infarto óseo hace referencia a la muerte literal de un hueso, debido a la falta de riego sanguíneo en el mismo como consecuencia de traumatismo, abuso de alcohol o ciertos medicamentos.
Escrito por Dr. José Antonio Nuevo González, Especialista en Medicina Interna. Servicio de Urgencias del Hospital Gregorio Marañón de Madrid

Tratamiento de la osteonecrosis

Una vez establecida la necrosis del hueso o de la articulación, el tratamiento para la osteonecrosis más eficaz será la sustitución quirúrgica por una prótesis en la mayoría de los casos. No obstante, y hasta que se llegue a ese escenario, existen una serie de medidas que hay que poner en marcha. Destacan entre estas, el reposo de la articulación afectada, a veces con descarga, es decir, con ayuda de muletas. Estas medidas son más eficaces en los casos de osteonecrosis en niños.

Para tratar la osteonecrosis será fundamental el empleo de analgésicos, de distinta potencia en función del grado de dolor. En el caso de la osteonecrosis asociada a alcoholismo es imprescindible el cese de este hábito para frenar su evolución. Los casos asociados a corticoides deberán ser valorados por el médico por si existieran alternativas al tratamiento que se esté siguiendo.

El uso de bifosfonatos (alendronato, pamidronato, etcétera) tiene un papel contradictorio. Por un lado han sido indicados como tratamiento para mejorar la mineralización del hueso afectado, entre otras indicaciones. Pero por otro lado se relacionan con el desarrollo de osteonecrosis mandibular. Por tanto, estos fármacos deben ser manejados cuidadosamente por el médico a la hora de tratar necrosis de cadera o de grandes articulaciones por el riesgo que representan.

En algunos casos y con el fin de retrasar lo máximo posible la cirugía, se pueden llevar a cabo técnicas menos cruentas, como la extracción de un pequeño cono de hueso femoral (descompresión), o un injerto de hueso sano en la zona afectada.

Finalmente, cuando la destrucción de la zona ósea o de la articulación es evidente, asociada probablemente a dolor mal controlado y a situaciones de inmovilidad y merma de la calidad de vida, se propone la cirugía considerándose la prótesis articular como el método más eficaz. En el caso de la cadera, como articulación más comúnmente afectada, la prótesis total de cadera es la solución con mejores resultados a la larga.

Actualizado: 27 de Junio de 2016

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

Tres
millones de personas en España padecen dolor neuropático
'Fuente: 'Sociedad Española de Neurología''

PUBLICIDAD