PUBLICIDAD

Salud al día
Pancreatitis
Cálculos, inflamaciones, el consumo de alcohol y sustancias tóxicas, bacterias o daños metabólicos pueden provocar la obstrucción de las vías biliares, causando la pancreatitis o inflamación del páncreas.
Escrito por Diana Forero Morantes, Bióloga
Revisado por Dr. José Antonio Nuevo González, Especialista en Medicina Interna. Servicio de Urgencias del Hospital Gregorio Marañón de Madrid

Diagnóstico de pancreatitis

El diagnóstico de la pancreatitis aguda se puede establecer en base al cuadro clínico descrito por el paciente, y se confirma por el aumento de las concentraciones de la enzima amilasa en la sangre. En ocasiones, como la amilasa también se produce en otras glándulas como las parótidas, hay que realizar una determinación específica de amilasa pancreática o de lipasa, que es otra enzima del páncreas.

Para visualizar el páncreas inflamado se utilizan la ecografía y el TAC. Con la primera se pondrán de manifiesto además alteraciones de la vesícula y la litiasis que haya podido generarla, mientras que con el TAC el diagnóstico de pancreatitis es más certero y puede diagnosticar complicaciones como los quistes, abscesos, necrosis, hemorragias, etcétera.

Otra prueba, la CPRE (colangiopancreatografía retrógrada endoscópica) consiste en una endoscopia a través de la boca hasta llegar al colédoco e inyectando contraste para dibujar los conductos de vesícula y páncreas. Permite desobstruir este conducto si existe una piedra o barro, e incluso realizar una biopsia si la obstrucción es por motivos tumorales. Es útil en casos de pancreatitis traumática y de litiasis grave, aunque existen casos de pancreatitis aguda en los que el páncreas presenta un aspecto normal en la exploración.

Para el diagnóstico de pancreatitis crónica se debe tener en cuenta el consumo continuado de alcohol, el dolor abdominal crónico o episódico, y la presencia de calcificaciones pancreáticas, además de otros signos como la pérdida de peso o una diarrea persistente. Las concentraciones séricas de amilasa son normales en estos casos. Se observa una mala digestión de las grasas y proteínas debido a la disminución de la secreción de enzimas pancreáticas.

La radiografía abdominal puede revelar calcificaciones pancreáticas, mientras que la ecografía es útil para comprobar la presencia de páncreas agrandado, o para identificar un pseudoquiste lleno de líquido. La CPRE es la prueba radiológica para diagnosticar los cambios precoces de los conductos pancreáticos.

Actualizado: 24 de Noviembre de 2016

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

470%
pueden aumentar el riesgo de muerte las terapias alternativas en pacientes de cáncer
'Fuente: 'Journal of the National Cancer Institute''

PUBLICIDAD