PUBLICIDAD

Noticias Salud al día

Alertan de la presencia del virus del dengue en Argentina

Las autoridades sanitarias argentinas han advertido a los ciudadanos que se desplacen a localidades fronterizas afectadas por brotes de dengue, que tomen precauciones para evitar que el virus se propague por el país.
Mosquito transmisor del dengue

11 de Enero de 2012

Las autoridades sanitarias argentinas han advertido a la población que se desplace a las localidades fronterizas que tomen precauciones para impedir que el virus del dengue se propague por el país. Esta época del año se corresponde con el inicio de las vacaciones en Argentina y muchos eligen como destino turístico países cercanos que han sufrido recientemente brotes de dengue. Por ello, los profesionales de la salud han solicitado a los ciudadanos que extremen la limpieza en los hogares, y estén alerta ante la aparición de síntomas que puedan indicar que se ha contraído la enfermedad para evitar que el virus se disemine.

El ministro argentino de Salud, Juan Manzur, ha mostrado su preocupación por la posibilidad de que el virus se expanda desde las zonas afectadas, y ha pedido a los que vayan a desplazarse a estas localidades que se protejan contra las picaduras del mosquito que transmite el dengue, el Aedes aegypti, porque se ha comprobado que el aumento de los desplazamientos durante las vacaciones facilita la circulación del virus.

El dengue puede llegar a ocasionar la muerte, y sus principales síntomas son fiebre alta, dolor de cabeza (sobre todo detrás de los ojos), náuseas y vómitos, dolores musculares y en las articulaciones, erupciones y, en ocasiones, hemorragia

No existe vacuna contra el dengue, una enfermedad que puede llegar a ocasionar la muerte, y cuyos principales síntomas son fiebre alta, dolor de cabeza (sobre todo detrás de los ojos), náuseas y vómitos, dolores musculares y en las articulaciones, erupciones y, en algunos casos, hemorragia. Ante cualquier sospecha de haber contraído dengue se debe acudir inmediatamente al médico y evitar automedicarse, porque algunos fármacos podrían agravar el cuadro clínico.

En Argentina, la presencia del dengue se limita a los meses con temperaturas más elevadas y se asocia a la aparición de brotes epidémicos en los países circundantes, por lo que se han establecido medidas dirigidas a detectar y controlar al mosquito responsable de la transmisión de la enfermedad, y a realizar el diagnóstico precoz de los afectados para evitar que desarrollen la forma grave de esta patología.

De acuerdo con los datos aportados a la Organización Panamericana de la Salud (OPS) por sus Estados Miembros, en el año 2011 se registraron un total de 979.774 casos de dengue, y fallecieron 692 personas a causa de la enfermedad. Argentina, además, ya sufrió una epidemia de dengue en 2009, en la que alrededor de 26.000 personas enfermaron y cinco murieron. En agosto de 2011 el gobierno argentino estableció el Plan Nacional de Prevención y Control del Dengue y la Fiebre Amarilla.

Tomar precauciones contra el dengue

  • El mosquito que transmite el dengue se encuentra más activo a primera hora de la mañana y al atardecer, por lo que es preferible evitar permanecer al aire libre en estos momentos del día.
  • Es conveniente que la ropa cubra la mayor superficie corporal posible (mangas y pantalones largos), y que sea de colores claros.
  • Utilizar repelentes específicos sobre la piel y la ropa, y renovar periódicamente su aplicación (de acuerdo a las indicaciones del fabricante).
  • Las ventanas deben estar provistas de mosquiteras, y también es preciso proteger los cochecitos y las cunas de los bebés, siempre cuidando de que estén correctamente ventilados.
  • Acudir enseguida al médico si se presentan síntomas sospechosos (tanto si esto ocurre durante el viaje, como al regreso), y no tomar medicamentos que no hayan sido indicados por un profesional sanitario.

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

40%
de los pacientes con alguna enfermedad reumática considera que su dolor no está controlado
'Fuente: 'Sociedad Española de Reumatología (SER)''