PUBLICIDAD

Noticias Mascotas

Picaduras de medusa: ¿cuál es el mejor tratamiento?

Ante la picadura de una medusa, los expertos aconsejan lavar la herida con agua salada, y aplicar compresas frías para disminuir el dolor y una pomada que contenga antihistamínico y corticoides para paliar la inflamación.
Medusas

A nadie le agrada cruzarse con una medusa mientras se baña en la playa.

16 de Agosto de 2015

Las medusas suelen aparecer en la playa, especialmente en la costa mediterránea, cuando la temperatura es elevada y tras un invierno con pocas lluvias, tal y como ha ocurrido este año. Es muy fácil que las personas que se bañan sufran picaduras de medusa cuando estos animales se encuentran cerca de la orilla, porque basta rozarse con ellos para sufrir las consecuencias, en forma de un agudo y molesto escozor.

La mejor forma de tratar las picaduras de medusa y reducir las molestias que ocasionan es lavar la herida con agua salada, y aplicar compresas frías para disminuir el dolor y una pomada que contenga antihistamínico y corticoides para paliar la inflamación. Los expertos desaconsejan, por el contrario, el empleo de algunos recursos populares como echar orina o agua dulce sobre la herida o cubrirla con arena, ya que esto sólo contribuiría a extender el tóxico inoculado por la medusa, e incluso podría agravar la erupción cutánea.

La mejor forma de tratar la picadura de medusa es lavar la herida con agua salada, y aplicar compresas frías para disminuir el dolor y una pomada con antihistamínicos y corticoides contra la inflamación

En el caso de que algún tentáculo de la medusa haya quedado adherido a la piel, es preciso quitarlo, pero siempre utilizando guantes para evitar entrar en contacto con el mismo. Echar un poco de vinagre puede ayudar a desprenderlo de la piel con más facilidad.

Aunque la presencia de bancos de medusas cercanos a la playa causa una gran alarma, la erupción que provoca la picadura de estos animales, y que se debe a una sustancia tóxica que tienen en los tentáculos, no es grave; sin embargo, algunas personas pueden sufrir un ‘shock’ anafiláctico ocasionado por una reacción alérgica a dicha sustancia tóxica.

Los principales síntomas que provoca la picadura de medusa son dolor y picor en la zona afectada, y urticaria en la piel. El dolor es bastante intenso, suele durar entre 30 y 60 minutos, y en el caso de que se prolongue es conveniente acudir a un centro médico para prevenir la aparición de un ‘shock’ anafiláctico. Las picaduras también pueden resultar peligrosas para colectivos especialmente vulnerables como los bebés –cuyo sistema inmune no ha madurado todavía–, y las personas de la tercera edad, sobre todo si padecen enfermedades cardiovasculares o siguen un tratamiento médico con varios fármacos.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD