PUBLICIDAD

Salud al día
Pielonefritis
La pielonefritis aguda es una infección de la vía urinaria superior causada por gérmenes que ascienden a través de los uréteres que comunican los riñones con la vejiga. Su tratamiento precoz evita complicaciones.
Escrito por Miguel Vacas, Residente de Medicina Interna del Hospital Universitario Príncipe de Asturias

Tratamiento de la pielonefritis

Médico con una jeringa y un antibiótico inyectable en la mano

El tratamiento para la pielonefritis aguda es la administración de antibióticos por vía oral o intravenosa.

Dado que es una enfermedad de causa infecciosa, el tratamiento fundamental de la pielonefritis aguda se basa en la administración de antibióticos, bien por vía oral o bien por vía intravenosa, dependiendo de cada caso. La duración del tratamiento debe ser de 14 días en las pielonefritis no complicadas, y de 14-21 días en las complicadas.

La mayoría de las veces el tratamiento de la pielonefritis aguda es empírico; es decir, se inicia el tratamiento con antibiótico a ciegas, sin conocer realmente qué germen es el causante de la infección. Los antibióticos empleados de forma empírica deben tener las siguientes características: ser activos frente a más del 95% de las cepas de Escherichia coli, alcanzar concentraciones elevadas y mantenidas en la vía urinaria y en la sangre, y respetar la flora vaginal y rectal (si no lo hacen, aumenta el riesgo de que haya recurrencias).

El tratamiento de la pielonefritis puede hacerse ambulatoriamente algunas veces; es decir, el paciente puede tratarse en su domicilio, mientras que en otras es necesario ingresar en el hospital. Son criterios de ingreso la existencia de sepsis, las complicaciones locales (dolor intenso, emisión de sangre abundante en la orina, insuficiencia renal aguda…), que el paciente presente enfermedades importantes que puedan influir en la respuesta al tratamiento (diabetes, cirrosis, tumores, trasplantes, problemas asociados al envejecimiento…), que no pueda cumplir el tratamiento por vía oral, o que haya una mala evolución después de 6-12 horas de observación una vez se haya iniciado el tratamiento con antibiótico.

Los antibióticos a elegir dependen de cada caso concreto. Por ejemplo, en aquellos pacientes con riesgo de desarrollar pielonefritis por gérmenes resistentes se utilizan antibióticos más potentes que en pacientes que no los tienen. Además, en cada zona del mundo, la resistencia de los gérmenes a los antibióticos es diferente.

Aparte del tratamiento con antibiótico es importante instaurar medidas generales, como por ejemplo:

  • Reposo en cama, si hay afectación del estado general.
  • Abundante ingesta de líquidos (unos tres litros al día), para aumentar la cantidad de orina. En caso de existencia de obstrucción de la vía urinaria la hidratación del paciente tiene que ser realizada con mucha precaución, porque si no pueden aparecer complicaciones.
  • Administración de fármacos para bajar la fiebre y para calmar el dolor.
  • Si existen otros síntomas asociados (vómitos, etcétera) se tratarán estos con los fármacos adecuados para ello.

Actualizado: 5 de Abril de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Miguel Vacas

Residente de Medicina Interna del Hospital Universitario Príncipe de Asturias
Miguel Vacas

PUBLICIDAD

Salud en cifras

30%
de los casos de psoriasis se manifiestan antes de los 20 años de edad
'Fuente: 'Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV)''

PUBLICIDAD