PUBLICIDAD

Salud al día
Pólipos uterinos
Los pólipos uterinos suelen ser benignos, y en ocasiones asintomáticos, pero pueden provocar sangrado anormal o infertilidad, por lo que es conveniente extirparlos si producen síntomas o hay riesgo de malignización.
Escrito por Miguel Vacas, Residente de Medicina Interna del Hospital Universitario Príncipe de Asturias

Síntomas de los pólipos uterinos

Los pólipos endometriales pueden ser asintomáticos, de hecho muchas veces son descubiertos de forma casual durante exploraciones rutinarias realizadas a la mujer, como el examen pélvico, la ecografía pélvica o la histeroscopia.

Cuando los pólipos uterinos producen síntomas, sus manifestaciones más frecuentes son:

  • Sangrado uterino anormal: este proceso, descrito frecuentemente por las pacientes como sangrado vaginal, es el síntoma más común y ocurre en un 64-88% de las mujeres con pólipos.

La hemorragia uterina puede manifestarse de diferentes formas:

  • Menorragia: períodos menstruales demasiado abundantes.
  • Metrorragia: sangrado no relacionado con la menstruación. Generalmente el volumen del sangrado no suele ser muy grande. Es el síntoma más frecuente en mujeres premenopaúsicas con pólipos endometriales, siendo también una forma muy común de presentación en mujeres postmenopaúsicas.
  • Sangrado vaginal después de mantener relaciones sexuales.

Todas aquellas mujeres que presenten un sangrado uterino anormal requieren evaluación por parte de su médico para descartar enfermedades graves como el cáncer de endometrio.

Como consecuencia de las frecuentes hemorragias es común la aparición de anemia. En toda mujer asintomática que presenta anemia en la analítica, hay que descartar los sangrados uterinos como posible causa de ésta.

  • Infertilidad: los pólipos de gran tamaño o pólipos múltiples disminuyen la probabilidad de embarazo (alteran el transporte de los espermatozoides y el proceso de implantación del embrión); de hecho, no es raro su diagnóstico en mujeres que se someten a pruebas médicas por infertilidad.
  • Dolor: cuando los pólipos son grandes pueden prolapsarse y asomar por el orificio del cuello uterino, ocupando parte de la vagina, y produciendo dolor por dilatación cervical. En estos casos la hemorragia puede ser más intensa. Además, pueden conllevar alteraciones en la vida sexual de la mujer.
  • Abortos recurrentes.

La gravedad de los síntomas depende del tamaño, la localización, y el número de pólipos presentes.

Actualizado: 31 de Julio de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Miguel Vacas

Residente de Medicina Interna del Hospital Universitario Príncipe de Asturias
Miguel Vacas

PUBLICIDAD

Salud en cifras

87.000
personas con enfermedad de Chagas puede haber en España
'Fuente: 'Informe Una batalla por la salud de todos: El liderazgo de España en la lucha contra el Chagas, del Instituto de Salud Global (ISGlobal)''

PUBLICIDAD