PUBLICIDAD

Salud al día
Priapismo
El priapismo es una erección no deseada y prolongada del pene, que puede ser el síntoma de una enfermedad, y causar daños irreversibles, o graves secuelas como la disfunción eréctil, si no se trata a tiempo.
Escrito por Dra. Sari Arponen, Especialista en Medicina Interna y enfermedades infecciosas del Hospital Universitario de Torrejón

Causas del priapismo

El priapismo puede ser idiopático o primario, cuando no se conoce la enfermedad o causa que lo ha producido. Cuando hay una causa identificable se denomina priapismo secundario. En EE.UU., y en el mundo industrializado en general, el uso de fármacos o inyecciones para la disfunción eréctil supone la causa principal en adultos. En los niños, la causa más frecuente es la drepanocitosis (una enfermedad genética de la sangre).

El priapismo isquémico o de bajo flujo, también llamado anóxico o veno-oclusivo, se puede deber a fármacos inyectables intracavernososos como la papaverina, la fentolamina, o la prostaglandina EI, o a otros de administración intrauretral. También hay medicamentos de uso sistémico que pueden producir priapismo, como algunos antihipertensivos, ciertos fármacos neuropsiquiátricos, anticoagulantes, u hormonas sexuales. Las drogas como la cocaína, sobre todo inyectadas en el pene, también pueden provocar priapismo. También el sildenafilo (Viagra®), o similares, pueden producir esta erección prolongada e indeseada, sobre todo si se excede la dosis recomendada.

También son causa de priapismo isquémico diversos estados de hipercoagulabilidad o protrombóticos, como la mencionada drepanocitosis, pero también la talasemia, la enfermedad de Fabry, diversas vasculitis, los embolismos grasos, o la diálisis. También hay enfermedades neurológicas como las lesiones medulares, el síndrome de cola de caballo o ciertas neuropatías del sistema nervioso autónomo que se pueden asociar a este tipo de priapismo.

Causas más raras de priapismo son la amiloidosis, la gota, la intoxicación por monóxido de carbono, la malaria, la picadura de la araña viuda negra, la asplenia o ausencia de bazo, la actividad sexual extremadamente vigorosa, y las infecciones por Mycoplasma pneumoniae. Los tumores de pene también pueden llegar a producir una infiltración del mismo con priapismo secundario.

El priapismo no isquémico o de alto flujo es menos frecuente, y se debe a una comunicación o fístula entre la arteria cavernosa y los cuerpos cavernosos. Se produce en casos de trauma de pene o de periné, sea por una inyección en la arteria cavernosa o por una contusión. Incluso el trauma perineal que supone el ciclismo puede llegar a producir este tipo de priapismo. Las malformaciones arteriales congénitas son una causa poco frecuente en esta categoría.

Actualizado: 7 de Octubre de 2016

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Dra. Sari Arponen

Especialista en Medicina Interna y enfermedades infecciosas del Hospital Universitario de Torrejón
Dra. Sari Arponen

PUBLICIDAD

Salud en cifras

87.000
personas con enfermedad de Chagas puede haber en España
'Fuente: 'Informe Una batalla por la salud de todos: El liderazgo de España en la lucha contra el Chagas, del Instituto de Salud Global (ISGlobal)''

PUBLICIDAD