PUBLICIDAD

Noticias Salud al día

La psoriasis aumenta el riesgo de disfunción sexual

La psoriasis, que se caracteriza por la formación de placas rosáceas en la piel, provoca disfunción sexual en más de la mitad de los pacientes, que sienten vergüenza y baja autoestima a causa de estas lesiones.
La psoriasis aumenta el riesgo de disfunción sexual

La psoriasis provoca lesiones en zonas visibles de la piel, y los pacientes pueden sufrir ansiedad, estrés, baja autoestima y depresión por esta causa

05 de Mayo de 2015

La psoriasis, una enfermedad que se caracteriza por la formación de placas rosáceas en la piel, provoca disfunción sexual en más de la mitad de los afectados, según las conclusiones de una investigación denominada Unattended need in Psoriasis. An insight in sexual functioning, que ha analizado cómo influyen los síntomas de la psoriasis moderada-grave en la sexualidad de los pacientes.

Esta enfermedad crónica, que afecta al 2,3% de la población, causa lesiones en zonas visibles de la piel, lo que desencadena sentimientos de estigmatización en los pacientes, que pueden llegar a sufrir ansiedad, estrés y depresión cuando se tienen que enfrentar a situaciones cotidianas como trabajar de cara al público, ir a la piscina o a la playa, o mantener relaciones sexuales.

Los pacientes cuyas lesiones por psoriasis se localizan en las zonas de interés sexual tienen también mayor propensión a que su sexualidad se vea alterada

Así, los resultados del estudio, coordinado por el Dr. Alejandro Molina Leyva, de la Unidad de Dermatología del Hospital Universitario San Cecilio de Granada, han establecido una relación directa entre las áreas visibles en las que se manifiesta la psoriasis y una reducción significativa de la calidad de vida del paciente con una importante interferencia en sus relaciones sociales.

Otros factores de riesgo que incrementan las posibilidades de que estas personas presenten disfunción sexual son el grado de severidad de la psoriasis, padecer depresión o artritis psoriásica, y ser mujer. Los pacientes cuyas lesiones se localizan en las zonas de interés sexual tienen también mayor propensión a que su sexualidad se vea alterada, ya que esto les causa vergüenza y disminuye su autoestima, y hace que eviten a su pareja.

Como ha explicado el Dr. Molina Leyva, para abordar este problema es clave establecer una relación de confianza entre el dermatólogo y el paciente, ya que este profesional es el que tiene más contacto con el afectado y puede derivarle a un especialista en caso necesario.

Etiquetas:

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

10%
de la población española sufre dermatitis atópica
'Fuente: 'XII Congreso Mundial de Dermatología Pediátrica y la Asociación Española de Pacientes y Familiares de Dermatitis Atópica’'