PUBLICIDAD

Salud al día
Resistencia a la insulina
La resistencia a la insulina es un problema de salud frecuente, asociado a la obesidad y el sedentarismo, y que puede ser la antesala de la diabetes y otros problemas cardiovasculares. Descubre cómo prevenir su aparición.
Escrito por Dr. José Antonio Nuevo González, Especialista en Medicina Interna. Servicio de Urgencias del Hospital Gregorio Marañón de Madrid

Diagnóstico de la resistencia a la insulina

Para diagnosticar una situación de resistencia a la insulina existen varios métodos, algo complejos y basados en fórmulas matemáticas. Destaca un método directo que se considera el más exacto, denominado técnica del pinzamiento euglucémico hiperinsulinémico (clamp). Con este sistema se administran cantidades de azúcar e insulina por vena, definidas previamente, y mediante un algoritmo matemático se consigue estimar la sensibilidad de esa persona a la insulina. Es un método complejo y que precisa de múltiples extracciones de sangre.

Otro método diagnóstico, indirecto, y que aunque menos certero es más sencillo y por tanto más utilizado, es el HOMA-IR (Homeostasis Model Assessment of Insuline Resistance), que consiste en mantener una noche en ayunas al individuo, realizando una medición de glucosa e insulina. Se considera que una persona sana, delgada, obtendría un valor de sensibilidad a la insulina de 1 y una funcionalidad de las células beta del 100%. Estos test se suelen emplear con fines de investigación de resistencia a la insulina en distintas poblaciones, más que a nivel individual para un diagnóstico médico.

Existen otros datos que pueden contribuir al diagnóstico clínico de la resistencia a la insulina, más sencillos, aunque no tan específicos:

  • Determinación de los niveles de glucosa e insulina en sangre. Como se ha venido comentando con anterioridad, existen unos niveles de insulina en sangre elevados (hiperinsulinemia), mientras que los niveles de glucosa inicialmente pueden ser normales, y con el paso del tiempo elevados, desarrollando inevitablemente una situación de diabetes.
  • Prueba de tolerancia oral a la glucosa. Es un método muy utilizado en el diagnóstico de la diabetes, administrando 75 g de glucosa en una bebida, y realizando varias mediciones posteriores para aproximarnos a la capacidad que posee el organismo de regular esta sobrecarga.
  • Determinación de Proteína C reactiva (PCR). Se viene describiendo como un marcador de inflamación desde hace años, y en este proceso se reconocen valores elevados, dado que se considera en algunas teorías como un proceso inflamatorio al liberarse gran cantidad de citoquinas (interleucinas, factor de necrosis tumoral alfa…). Este valor suele estar elevado.
  • Determinación del perfil lipídico, es decir, niveles de colesterol y sus lipoproteínas. En esta situación encontraremos unos niveles de HDL por debajo de lo deseable, mientras que el LDL se hallará elevado. Asimismo, se debe incluir la medición de los triglicéridos en esta muestra.

Todas estas determinaciones deben ser complementadas con el cálculo del índice de masa corporal (IMC), y mediciones de la tensión arterial y del perímetro abdominal.

Actualizado: 11 de Marzo de 2016

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Especial informativo

 
Especial Diabetes
 

Especial

Diabetes

PUBLICIDAD

Salud en cifras

10%
de la población española sufre dermatitis atópica
'Fuente: 'XII Congreso Mundial de Dermatología Pediátrica y la Asociación Española de Pacientes y Familiares de Dermatitis Atópica’'

PUBLICIDAD