PUBLICIDAD

Salud al día
Sepsis
La sepsis es una respuesta inflamatoria del organismo ante una infección grave, que puede llegar a ser mortal si no se trata a tiempo y de forma adecuada. Conoce los síntomas para combatirla con rapidez.
Escrito por Miguel Vacas, Residente de Medicina Interna del Hospital Universitario Príncipe de Asturias

Síntomas de la sepsis

Cuando se produce una sepsis se pueden ver dañados la gran mayoría de los órganos del cuerpo, por lo que la clínica es muy variada. Pueden aparecer, entre otros muchos, los siguientes síntomas de sepsis:

  • Fiebre: es un síntoma muy frecuente, pero en algunas ocasiones puede no estar presente o incluso existir hipotermia.
  • Síntomas cardiológicos: entre otras manifestaciones es frecuente que disminuya la cantidad de sangre bombeada por el corazón, lo que produce una disminución del aporte sanguíneo a los diferentes órganos, con los graves riesgos que ello conlleva. Para intentar compensar esta situación el corazón late más deprisa para bombear más sangre, produciéndose taquicardia (más de 100 latidos por minuto).
  • Síntomas neurológicos: no es raro, sobre todo en pacientes ancianos, que aparezca confusión, agitación, o disminución del nivel de conciencia.
  • Síntomas hematológicos: dado que la sepsis es consecuencia de una infección por un microorganismo, lo normal es que haya un aumento de los glóbulos blancos en la sangre (ante cualquier infección, se produce un aumento de los glóbulos blancos, que tienen una función defensiva). Si su número está disminuido, indica mal pronóstico. También es frecuente que haya una reducción del número de plaquetas y alteraciones en la coagulación sanguínea, produciéndose sangrados o formándose trombos, que aumentan el riesgo de complicaciones.
  • Síntomas endocrinos: puede haber un aumento de la glucosa en sangre, u otras afectaciones hormonales, como consecuencia de la respuesta inflamatoria que se desencadena por la infección.
  • Síntomas renales: en la sepsis el riñón también se va a ver afectado. Al disminuir la cantidad de sangre que llega al riñón bombeada por el corazón, éste disminuye su función y, por tanto, disminuye la cantidad de orina que se forma. En términos médicos, esto se conoce como oliguria.
  • Síntomas digestivos: es frecuente que en la sepsis se produzca daño en el hígado, produciéndose elevación de las enzimas hepáticas. También se puede producir ictericia (por acumulación de bilirrubina), lo que produce una coloración amarillenta de la piel.
  • Manifestaciones cutáneas: son muy variadas, produciéndose desde frialdad en la piel hasta erupciones cutáneas o lesiones hemorrágicas.

Actualizado: 16 de Enero de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Miguel Vacas

Residente de Medicina Interna del Hospital Universitario Príncipe de Asturias
Miguel Vacas

PUBLICIDAD

Salud en cifras

10%
de la población española sufre dermatitis atópica
'Fuente: 'XII Congreso Mundial de Dermatología Pediátrica y la Asociación Española de Pacientes y Familiares de Dermatitis Atópica’'

PUBLICIDAD