PUBLICIDAD

Noticias Salud al día

Curan por primera vez a un bebé con VIH

Un cóctel agresivo de fármacos estándar suministrados a las 30 horas de nacer ha permitido por primera vez en el mundo la cura de un bebé infectado por VIH que no había recibido tratamiento durante el embarazo.
Bebé curado de VIH

05 de Marzo de 2013

Una niña recién nacida ha sido curada del sida que padecía mediante un cóctel agresivo de fármacos estándar administrado a las pocas horas de nacer. Se trata del primer caso en todo el mundo de un tratamiento de este tipo suministrado después del parto cuyo resultado ha sido exitoso.

El hallazgo se ha desvelado en la Conferencia sobre Retrovirus e Infecciones Oportunistas que ha tenido lugar en Atlanta (EE.UU.) y ha supuesto todo un hito, al abrir nuevas pautas para el tratamiento de niños con VIH. La paciente, nacida en el estado norteamericano de Mississippi, fue tratada en las 30 horas posteriores al parto, debido a que su madre desconocía durante el embarazo que era portadora del virus.

Se trata de la primera vez que el sistema inmunitario de un neonato ha respondido satisfactoriamente a las pruebas con retrovirales y los niveles han ido descendiendo progresivamente hasta convertirse en indetectables.

El equipo médico de la Universidad de Mississippi Medical Center de Jackson responsable del tratamiento, con la doctora Hannah Gay a la cabeza, apoya la teoría de que el uso temprano de este combo de medicamentos –no suele administrarse tan temprano debido a la inmadurez del sistema inmune de ests pequeños– ha contribuido al éxito del tratamiento, ya que ha atacado a las células que se conocen como reservorios virales, que resultan inactivas y lejos del alcance de los fármacos comunes.

Es la primera vez que el sistema inmunitario de un neonato ha respondido satisfactoriamente a las pruebas con retrovirales inmediatamente después de su nacimiento y los niveles han ido descendiendo progresivamente hasta convertirse en indetectables, un mes después del nacimiento. El tratamiento continuó durante 18 meses, tras los cuáles no se encontró rastro de VIH en los análisis de sangre. Tras un estudio en el ADN del virus se llegó a la conclusión de que se integró en el material genético del bebé.

El caso abre nuevas vías para el tratamiento del sida en niños y la sustitución de programas más costosos por la utilización de fármacos más accesibles. Sin embargo, los investigadores consideran que aún serán necesarias más pruebas para aplicar estos resultados en otros pacientes.

Etiquetas:

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD