PUBLICIDAD

Noticias Salud al día

Impiden que VIH y ébola entren en el sistema inmune

Investigadores del Hospital Doce de Octubre de Madrid han empleado nanotecnología para crear unos virus recubiertos de azúcares que impiden que el VIH y el ébola infecten las células dendríticas del sistema inmunitario.
Nanotecnología VIH y ébola

Muestras de virus creados en laboratorio

01 de Marzo de 2013

En una reciente investigación, en la que ha participado el Hospital Doce de Octubre de Madrid, se ha conseguido impedir que los virus del VIH y el ébola penetrasen en un tipo de células del sistema inmune –las dendríticas– que se encuentran en las mucosas de los mamíferos.

Como explica el doctor Rafael Delgado, investigador principal del Doce de Octubre, los virus VIH y ébola presentan características comunes y utilizan el mismo receptor –DC-SIGN– para introducirse en estas células. Para ello, alteran la función de dicho receptor –que en condiciones normales se comporta como un mecanismo de defensa de nuestro organismo–, y se sirven de él para penetrar en las células e infectarlas, y así diseminarse por todo el cuerpo.

Estos virus recubiertos de azúcares podrían incluirse, por ejemplo, en geles vaginales microbicidas para evitar una infección por VIH

En el estudio, que se ha publicado en ‘Nature Communications’, se ha empleado nanotecnología para evitar que estos virus consigan interaccionar con las células del sistema inmunitario.

En el laboratorio, los investigadores se sirvieron de la estructura proteínica de un virus inocuo que tiene la capacidad de infectar bacterias, y modificaron su capa externa con los azúcares que también están presentes en la superficie de los virus VIH y ébola. Estos azúcares, que son los que interactúan con el receptor celular, pueden evitar la infección.

Estos virus recubiertos de azúcares podrían incluirse, por ejemplo, en geles vaginales microbicidas para evitar una infección por VIH, e incluso podrían servir en el tratamiento del cáncer, empleándose como un vehículo para hacer llegar un medicamento a las células tumorales.

En cuanto al ébola, se trata de un virus con una alta tasa de mortalidad, ya que se estima que entre el 50 y el 80 por ciento de las personas infectadas durante los brotes que ocurren en África fallecen por su causa. Además, no existe ninguna vacuna ni tratamiento efectivo contra esta enfermedad, por lo que gracias al nuevo hallazgo se podría desarrollar un método eficaz que evitara la expansión de este virus.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD