PUBLICIDAD

Salud al día
SIDA
Para evitar esta enfermedad, lo mejor es conocer sus mecanismos de transmisión y, ante cualquier duda, someterse a la prueba de detección del VIH, porque un diagnóstico precoz siempre mejora el pronóstico del sida.
Escrito por Olga Díez Jambrina, Bióloga

La prueba del sida

La única forma fiable de saber si una persona está o no infectada por el virus del sida es mediante la prueba del VIH. Estos test miden, mediante un sencillo análisis de sangre, los anticuerpos que genera el organismo frente al VIH.

Solo en España, una de cada tres personas infectadas por el VIH no sabe que lo está, de ahí la importancia de hacerse la prueba ante la mínima sospecha de infección.

¿Cuándo debo hacerme la prueba del sida?

Si has tenido una práctica de riesgo o has estado en una situación de posible contagio, acude a tu médico lo antes posible, no sólo por quitarte de encima la angustia del “¿estaré infectado?”, sino porque la anticipación es crucial, tanto para evitar que la infección se extienda y tu salud empeore, como para no contagiar a otras personas.  

En tu centro sanitario te indicarán si debes hacerte la prueba y, en caso de que el resultado sea negativo, si es necesario repetírtela de nuevo y cuándo. Y es que debes tener en cuenta que el sistema inmunitario tarda entre dos y ocho semanas en producir anticuerpos suficientes para ser detectados por la prueba. Este tiempo no es igual para todo el mundo, casi todas las personas generan estos anticuerpos a los tres meses de la práctica de riesgo, pero en algunos casos se puede tardar hasta seis meses, por lo que conviene no bajar la guardia.

Es recomendable que te hagas la prueba del VIH si te encuentras en alguno de estos casos:

  • Si has tenido relaciones sexuales con penetración (anal o vaginal) sin utilizar preservativo con una mujer o un hombre con VIH, o con una o diversas parejas de las que no puedas tener la seguridad de que no estuvieran infectadas. También el sexo oral supone un riesgo, sobre todo si tienes alguna herida en la mucosa bucal cuando lo practiques. Aunque esto sucediera hace años y desde entonces no hayas vuelto a incurrir en prácticas de riesgo, es conveniente que te hagas la prueba para asegurarte que no te contagiaron.
  • Si presentas signos o síntomas indicativos de infección por VIH o enfermedad característica de sida.
  • Si en algún momento de tu vida has compartido el material para inyectarse drogas (jeringuillas, agujas, cucharas, filtros…).
  • Si te has hecho un tatuaje o un piercing y no estás seguro de las condiciones higiénicas del material empleado.
  • Si has padecido alguna infección o enfermedad de transmisión sexual (gonorrea, sífilis, herpes genital...).
  • Si estás embarazada o piensas tener un hijo.
  • Si tienes una pareja estable y queréis dejar de usar el preservativo en vuestras relaciones sexuales.
  • Si has tenido relaciones sexuales sin protección en países de alta prevalencia de infección por VIH.

Pruebas rápidas de detección del VIH ¿Qué son?

La ventaja de estas pruebas es que se reduce el tiempo de espera desde la extracción de la muestra hasta la obtención del resultado, que se puede tener en tan solo 30 minutos. Sin embargo, no tiene nada que ver con el tiempo que se tarda en producir anticuerpos detectables desde el momento de la infección. Por otro lado, tienen la ventaja de que no requieren un laboratorio para realizar el análisis, pero ten en cuenta que un resultado positivo a estas pruebas requiere una confirmación posterior de laboratorio. Un resultado negativo no requiere confirmación, es fiable. Basta con una pequeña muestra de sangre obtenida de un dedo mediante un pinchazo para poder hacer la prueba. También pueden hacerse en saliva y orina.

¿Dónde puedo hacerme la prueba del VIH?

Puede realizarse, de forma gratuita y confidencial, en los centros sanitarios de la red pública: tanto en centros de atención primaria, como de planificación familiar o centros de enfermedades de transmisión sexual (ETS). También se puede hacer en laboratorios de análisis clínicos y en algunas ONG. En muchos de estos centros puedes hacerte la prueba de forma anónima y sin necesidad de presentar ningún tipo de identificación. Puedes consultar un listado de asociaciones y ONG de ayuda contra el sida por comunidades autónomas en esta página.

Igualmente, en la página web: www.cruzroja.es/vih puedes encontrar un listado de los centros por comunidades autónomas. También pueden informarte de manera gratuita llamando desde cualquier parte de España a los siguientes teléfonos:

  • Cruz Roja: 900 111 000
  • 900 Rosa: 900 601 601

¿Qué pasa si el resultado de la prueba de VIH es positivo?

Un resultado positivo significa que tienes anticuerpos contra el VIH, y que te has infectado con el virus. Esto no quiere decir que tengas sida, no todas las personas infectadas por el VIH desarrollan el sida. En este caso acude cuanto antes a tu médico para que te informe de los pasos a seguir. El tratamiento antirretroviral mejora la calidad de vida y retrasa la progresión de la enfermedad.

La información sobre el VIH es fundamental para que sepas cómo has de cuidarte, protegerte de reinfecciones y evitar la transmisión a otras personas. Existen numerosas organizaciones de afectados que te pueden proporcionar ésta y otras informaciones, y asesoramiento de manera gratuita. Además, pueden ayudarte a encontrar a otras personas en tu misma situación, con las que poder compartir tus sentimientos y experiencias, consejos… Puedes encontrar ayuda en este enlace.

¿Me pueden realizar la prueba del VIH sin mi consentimiento?

La prueba diagnóstica del VIH es voluntaria, requiere el consentimiento de la persona y se debe guardar la confidencialidad de la información, tanto en el sistema sanitario público como en el privado.

Las pruebas de detección sí son obligatorias en los siguientes casos: en las donaciones de sangre, plasma sanguíneo y productos hemoderivados, en los transplantes e implantación de órganos humanos y en técnicas de reproducción asistida.

Por otro lado, si tienes más de 16 años no necesitas tener el consentimiento de tus padres para realizarte la prueba del VIH.

¿Qué puedes hacer si te has expuesto a una situación de riesgo de infección por VIH?

La profilaxis post exposición no ocupacional (PPENO) es una medida de prevención secundaria dirigida a evitar el desarrollo de la infección por el VIH tras una exposición accidental al virus, por vía sexual o parenteral, fuera del ámbito sanitario. Si has estado expuesto a una situación de riesgo y no han transcurrido 72 horas desde la exposición al VIH, puedes acudir, preferiblemente en las seis primeras horas, al servicio de Urgencias de un hospital, donde valorarán el riesgo y podrán aconsejarte iniciar un tratamiento preventivo con fármacos antirretrovirales durante 28 días que podría evitar la infección.

Actualizado: 27 de Abril de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

10
casos de cáncer de laringe se diagnostican cada día en España
'Fuente: 'Red Española de Registros de Cáncer: REDECAN''

PUBLICIDAD