PUBLICIDAD

Noticias Salud al día

El SPI aumenta el riesgo de enfermedad cardiovascular

Mujer con síndrome de piernas inquietas

12 de Marzo de 2012

El síndrome de piernas inquietas (SPI) incrementa significativamente el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares, además de favorecer la aparición de otras patologías como la obesidad o la diabetes. De hecho, y según han confirmado los especialistas que han asistido a la 'XXI Reunión Anual de la Sociedad Española de Sueño', los pacientes que presentan este trastorno tienen hasta un 2,5 más posibilidades de sufrir problemas cardiacos y un 1,5 más riesgo de padecer hipertensión arterial.

Siete de cada diez personas con síndrome de piernas inquietas necesitan seguir un tratamiento farmacológico continuado

El SPI es una enfermedad neurológica que afecta a alrededor del 3% de los españoles, sobre todo a mujeres con edades comprendidas entre los 30 y los 50 años, y se caracteriza porque los pacientes sufren todo tipo de molestias en las extremidades inferiores –picores, calambres, hormigueo, dolor-, especialmente durante el descanso nocturno, lo que les impide conseguir un sueño de calidad. Además, este trastorno también presenta síntomas durante el día, lo que dificulta a los afectados llevar una vida normal. Normalmente estas molestias mejoran al mover las piernas, de ahí su nombre.

Con frecuencia, el SPI se vuelve crónico, por lo que siete de cada diez pacientes necesitan seguir un tratamiento farmacológico continuado. Sin embargo, los expertos de la Sociedad Española de Sueño, señalan que varios estudios han demostrado que los medicamentos de los que se dispone actualmente para tratar esta enfermedad, los agonistas dopaminérgicos, pierden su eficacia al cabo del tiempo -lo que implica la reaparición o el agravamiento de los síntomas-, y en algunos casos también han presentado efectos adversos. Por ello, advierten de la necesidad de continuar investigando, con el fin de desarrollar nuevos fármacos que garanticen la seguridad de una terapia que es necesario seguir prolongadamente, además de mejorar su efectividad a largo plazo.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

40%
de los pacientes con alguna enfermedad reumática considera que su dolor no está controlado
'Fuente: 'Sociedad Española de Reumatología (SER)''