PUBLICIDAD

Salud al día
Telangiectasias
Las telangiectasias o ‘arañas vasculares’ son dilataciones de pequeños vasos sanguíneos en la superficie de la piel, que pueden aparecer en zonas como la cara o las piernas. Te decimos cómo eliminarlas.
Escrito por David Saceda Corralo, Médico Interno Residente, especialista en Dermatología Medicoquirúrgica y Veneorología

Tratamiento de las telangiectasias

El tratamiento de las telangiectasias no es imprescindible. A mucha gente no le importa tener alguna araña vascular pequeña en alguna zona del cuerpo, aunque otras personas prefieren eliminarlas por cuestiones estéticas.

Las cremas y lociones no han demostrado eliminar las telangiectasias, aunque son útiles para hidratar la piel y paliar signos de envejecimiento. Exponerse al sol sin protección solar tampoco mejora las telangiectasias; de hecho, es uno de los motivos por los que pueden aparecer con más frecuencia.

Los tratamientos que más se utilizan a día de hoy son:

Escleroterapia química: consiste en la inyección de un producto químico dentro de los pequeños vasos dilatados para que se obstruyan y así no se acumule sangre en su interior. La aguja que se utiliza es muy fina, tanto que no se suele notar un pinchazo siquiera. Quizá sí se note un poco de escozor al introducir el producto, pero sólo durante unos segundos. Los agentes químicos que se utilizan con más frecuencia son detergentes, microespumas, o soluciones osmóticas, y todas estas sustancias producen una trombosis del vaso sanguíneo.

Escleroterapia térmica: el objetivo de esta terapia es la misma que la escleroterapia química, es decir, trombosar los vasos sanguíneos dilatados para impedir que se llenen de sangre. En este caso se realiza mediante un láser que consigue quemar el vaso a través de la epidermis. Los láseres más utilizados son el de luz pulsada, de pulso corto, o de pulso largo. Es importante ajustar el láser según el tipo de piel de cada persona.

Microcirugía: otra forma de eliminar las telangiectasias es extirpándolas mediante una cirugía controlada mediante microscopio. Aunque a primera vista parece el tratamiento más efectivo, no siempre se puede utilizar porque en muchos casos las telangiectasias son demasiado pequeñas, y una cirugía las eliminaría a costa de dejar una cicatriz de tamaño similar. Sin embargo, es una técnica muy útil cuando las telangiectasias son grandes y extensas.

Cualquiera de estos tres tratamientos se pueden combinar entre sí, aumentando así su efectividad.

Actualizado: 17 de Abril de 2015

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

David Saceda Corralo

Médico Interno Residente, especialista en Dermatología Medicoquirúrgica y Veneorología
David Saceda

PUBLICIDAD

Salud en cifras

10%
de la población española sufre dermatitis atópica
'Fuente: 'XII Congreso Mundial de Dermatología Pediátrica y la Asociación Española de Pacientes y Familiares de Dermatitis Atópica’'

PUBLICIDAD