PUBLICIDAD

Salud al día
Tétanos
Si no se previene o se trata a tiempo, el tétanos puede causar la muerte de la persona infectada, de ahí la importancia de conocer cómo se contagia y las vías de actuación para tratar esta enfermedad.
Escrito por David Saceda Corralo, Médico Interno Residente, especialista en Dermatología Medicoquirúrgica y Veneorología

Tipos de tétanos y síntomas

Hay cuatro tipos de tétanos según los síntomas que presente la persona que lo sufra. Estos tipos son generalizado, localizado, cefálico y neonatal:

Tétanos generalizado

Es el tipo más frecuente de todos. Comienza con la contracción de los músculos encargados de la masticación, con lo que el enfermo no puede abrir la boca con facilidad, y tiene síntomas difusos como insomnio y nerviosismo. Después la contracción de los músculos comienza desde la cabeza hasta los pies: primero se contraen los músculos de la cara (apareciendo la risa sardónica) y del cuello, luego los músculos de la lengua y la faringe (con grave dificultad para comer y respirar) y por último se generaliza al resto del cuerpo (puños cerrados, brazos extendidos, vientre en tabla, etcétera).

Los músculos de la espalda son los últimos en afectarse y provocan que el enfermo se arquee apoyando sólo la cabeza y los pies cuando está tumbado en la cama. El enfermo es consciente de todo lo que pasa en cada momento y obviamente lo vive con gran angustia. Es muy necesario el control médico de la respiración para impedir una parada cardiorrespiratoria, que es la causa de la muerte de los infectados.

Tétanos localizado

No es muy habitual, consiste en la contracción muscular de sólo una zona del cuerpo (normalmente la zona donde se ha producido la herida que ha originado la infección). Puede durar varias semanas y a veces es el paso previo al tétanos generalizado.

Tétanos cefálico

Se trata de un tétanos localizado, pero en la región de la cabeza y cuello. Se considera un tipo de tétanos a parte porque las contracciones musculares en esa zona ponen en peligro la vida del enfermo desde el primer momento (porque les limita la respiración). Es muy frecuente que este tipo de tétanos se generalice a los pocos días.

Tétanos neonatal

Es el tipo de tétanos que afecta a los recién nacidos de madres no vacunadas, normalmente ocurre en partos poco controlados. Suele suceder dos semanas después del parto y se desarrolla del mismo modo que el tétanos generalizado.

Las complicaciones son más frecuentes que en otros tipos de tétanos, las más frecuentes son las hemorragias cerebrales y las infecciones secundarias (como la neumonía). Sólo un 20% de los casos mundiales de tétanos neonatal se da en los países desarrollados, la amplia mayoría suceden en países pobres de África y Asia.

Actualizado: 20 de Noviembre de 2015

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

David Saceda Corralo

Médico Interno Residente, especialista en Dermatología Medicoquirúrgica y Veneorología
David Saceda

PUBLICIDAD

Salud en cifras

25%
de la población tiene una variante genética que aumenta el riesgo de sufrir depresión
'Fuente: 'The Journal of Clinical Psychiatry''

PUBLICIDAD