PUBLICIDAD

Salud al día
Tinnitus
El tinnitus o acúfenos consiste en la percepción de ruidos, sonidos o zumbidos dentro de la cabeza y que nadie más puede oír. Es un problema molesto, pero puede mejorar con un tratamiento multifocal.
Escrito por Dra. Sari Arponen, Especialista en Medicina Interna y enfermedades infecciosas del Hospital Universitario de Torrejón

Causas del tinnitus

Un hombre se sujeta un algodón sobre el oído que le sangra

Lo más frecuente es que el tinnitus se asocie a problemas del propio sistema auditivo.

En un 40% de los tinnitus no se puede llegar a averiguar una causa concreta, aunque hay que intentar buscarla. El ruido en forma de trauma acústico crónico es la causa más frecuente. Dentro del resto, la presbiacusia asociada a la edad sería también habitual. Además, puede haber otros problemas que pueden producir tinnitus o acúfenos.

Diversas enfermedades de los vasos sanguíneos pueden producir un tinnitus pulsátil. Los soplos arteriales pueden ser percibidos por el oído. En este tipo de tinnitus de causa vascular no hay otros síntomas auditivos; frecuentemente tiene un carácter pulsátil. A menudo este tipo de tinnitus se hace más intenso en la noche o en ambientes silenciosos. Los shunts arteriovenosos por malformaciones arteriovenosas congénitas es raro que produzcan tinnitus. Es más frecuente que el tinnitus sea por fístulas arteriovenosas adquiridas. Las fístulas arteriovenosas, a su vez, pueden asociarse a trombosis de senos venosos. En algunas ocasiones este tipo de fístulas pueden producir sangrado intracraneal.

Los soplos venosos se pueden escuchar en personas con hipertensión arterial, aumento de la presión intracraneal, o una posición demasiado alta del bulbo yugular. Este sonido suele ser como un zumbido suave, que puede cambiar con la posición de la cabeza o con la actividad física.

El tinnitus pulsátil no siempre es de origen vascular. El paraganglioma (un tipo de tumor) y la hipertensión intracraneal también pueden ocasionar tinnitus pulsátil, aunque no sean enfermedades vasculares. El espasmo de los músculos del oído medio puede producir también un tinnitus pulsátil. Este espasmo puede ser espontáneo, debido a alguna enfermedad del oído, o por ciertas enfermedades neurológicas como la esclerosis múltiple. En estos casos puede haber pérdida de la capacidad auditiva.

Los ruidos tipo click pueden ser por mioclonías (como un tipo de contracciones rápidas) de los músculos del paladar cercanos al orificio de la trompa de Eustaquio. Este fenómeno aparece en algunas enfermedades neurológicas. Otras alteraciones de la trompa de Eustaquio también pueden causar tinnitus. Otros trastornos que pueden producir acúfenos son la disfunción de la articulación temporomandibular, o algunos tumores intracraneales.

A pesar de lo comentado, lo más frecuente es que el tinnitus se asocie a problemas del propio sistema auditivo, como por ejemplo por fármacos ototóxicos (o problemas metabólicos o endocrinológicos), presbiacusia, otoesclerosis, el schwannoma vestibular, la malformación de Chiari (por daño directo sobre el nervio auditivo), el barotrauma del oído interno o el oído medio, o los procesos que produzcan ocupación del oído medio (como la otitis media); incluso la acumulación de cerumen en el oído puede producir tinnitus.

Otras causas de tinnitus son diversos procesos que producen pérdida de la audición como algunos tipos de ictus, infecciones, compresión nerviosa o por predisposición genética.

Actualizado: 15 de Noviembre de 2016

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Dra. Sari Arponen

Especialista en Medicina Interna y enfermedades infecciosas del Hospital Universitario de Torrejón
Dra. Sari Arponen

PUBLICIDAD

Salud en cifras

1%
de la población padece algún trastorno del espectro autista (TEA)
'Fuente: 'Fundaciones del ámbito social y de salud, Ampans y Althaia''

PUBLICIDAD